La adhesión de la República Checa a la UE supuso un aumento de las exportaciones

Foto ilustrativa: athewma, stock.XCHNG

Una serie de datos publicados por el Instituto Checo de Estadística indican que la economía de la República Checa se benefició enormemente de la entrada en la Unión Europea. En los últimos 10 años se han duplicado las exportaciones del país.

Foto ilustrativa: athewma, stock.XCHNG
Las exportaciones de la República Checa aumentaron un 26% en el primer año de pertenencia a la Unión Europea (UE) frente al 9% del año anterior. El dato publicado por la Oficina de Estadística Checa en el 10° aniversario de la adhesión del país a la UE demuestra que, al menos en el plano económico, la República Checa se ha beneficiado de su afiliación a la organización internacional.

El propio proceso de solicitud de entrada a la UE ya tuvo un impacto positivo en las exportaciones checas. Entre el año 1996, cuando la República Checa solicitó su entrada en la UE, y 2004, cuando finalmente fue admitida, las exportaciones se duplicaron.

El año 1993 supuso un hito en la historia económica del país, ya que, tuvo lugar el mayor crecimiento anual de las exportaciones en la historia moderna de la República Checa, un 87,3%.

Antes de la adhesión a la UE, en mayo de 2004, las exportaciones suponían el 59% del Producto Interno Bruto (PIB) mientras que en 2013, ese dato ascendía al 79%. Asimismo, las exportaciones checas en euros superaron el 135% en la última década y las exportaciones a los estados miembros de la UE aumentaron un 67% en el mismo periodo.

En el año en que el país fue admitido en la UE el comercio exterior de la República Checa registró su primer superávit en la historia moderna. El aumento en las exportaciones fue liderado por el sector de la industria pesada aunque todas las categorías de productos de exportación experimentaron un significativo impulso.

Actualmente la República Checa posee una de las economías más desarrolladas y estables de Europa Central y del Este y en comparación con otros estados miembros de similar tamaño tiene la economía más abierta de todas.

A raíz de la crisis del euro, Praga ha tratado de diversificar su estrategia de exportación con el objetivo de reducir su dependencia de los estados miembros de la UE, que actualmente reciben poco más del 80% de las exportaciones checas. Actualmente, las principales oportunidades de negocio se encuentran en China, India, Rusia, Turquía y Latinoamérica. Por esta razón, el Ministerio checo de Industria y Comercio pretende incrementar su red de oficinas comerciales alrededor del mundo.

Autor: Ana Abril
palabra clave:
audio