Klaus nombrará al nuevo Gobierno el lunes

Nuevos ministros checos (Foto: CTK)

La lista de nuevos ministros está completa. El actor Martin Stepánek aceptó este jueves la cartera de Cultura y así el líder del Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, completó su nómina de ministros a menos de veinticuatro horas antes de presentarla al presidente de la República, Václav Klaus.

Mirek Topolánek y Vaclav Klaus (Foto: CTK)
Casi tres meses después de las elecciones parlamentarias, tras prolongadas y complicadas negociaciones, el ganador de los comicios forma un nuevo Gobierno. El designado primer ministro, Mirek Topolánek, explicó las prioridades de su Gabinete, integrado por nueve miembros del Partido Cívico Democrático y seis expertos sin militancia política.

"Quisiéramos elaborar el presupuesto estatal para el próximo año y asegurar su cumplimiento. También tenemos previsto dar los pasos necesarios para asumir la presidencia de la Unión Europea y, por supuesto, llevar a cabo todos los puntos de nuestro programa electoral", subrayó Topolánek.

Este viernes, a las once y media, hora local, el presidente se despidió solemnemente del Gobierno del primer ministro saliente, Jirí Paroubek, y el lunes nombrará al nuevo Gabinete. A partir de ese momento empezará a transcurrir el plazo de treinta días durante el cual el Gobierno debe pedir la moción de confianza a la Cámara de Diputados.

Nuevos ministros checos (Foto: CTK)
No obstante, se espera que los ministros, encabezados por Mirek Topolánek, no la reciban, ya que el Partido Cívico Democrático no logró integrar una coalición con otra formación política y dispone solamente de 81 votos en una Cámara Baja de doscientos escaños. Para obtener el voto de confianza necesitaría un apoyo de 101 diputados.

Debido al empate electoral, que garantizó tanto a la derecha como a la izquierda, solamente cien votos en la Cámara de Diputados, el Partido Cívico Democrático tiene previsto convocar a elecciones anticipadas en primavera del año entrante. La aprobación de comicios anticipados requiere una mayoría de tres quintos de los votos de ambas Cámaras del Parlamento.