Ivan Hašek es el nuevo seleccionador del fútbol checo

Ivan Hašek, foto: ČTK

Ivan Hašek, elegido recientemente jefe de la Asociación Checo-Morava de Fútbol, será también seleccionador del combinado nacional. El Comité Ejecutivo decidió en su sesión de este miércoles que liderará el equipo hasta el final de las eliminatorias al Mundial 2010.

Ivan Hašek, foto: ČTK
Ivan Hašek se convierte en director técnico de la selección después de que fracasaran las negociaciones con el candidato número uno para ese cargo, Karel Jarolím, quien declinó la oferta debido a su compromiso con el campeón de la liga checa, el Slavia de Praga.

Al no encontrar a otro candidato aceptable, Hašek decidió asumir el cargo de seleccionador y recibió el visto bueno de la Asociación.

Se trata de una solución sin par en el mundo. El nuevo seleccionador es consciente de que se trata de una medida arriesgada y está dispuesto a asumir plena responsabilidad por su eventual fracaso, según dijo.

“Nos hallamos en una situación extraordinaria que requiere decisiones rápidas. Me doy cuenta de que no es una solución habitual, pero asumo plena responsabilidad y estoy dispuesto a hacer frente a la crítica. Por otro lado, deseo que nos unamos todos en estos momentos tan importantes para nuestro fútbol. Lograr el pase al mundial será difícil, pero creo que la situación no está del todo perdida”, insistió.

La posición de la selección en las eliminatorias es crítica. El combinado nacional ocupa el cuarto lugar de su grupo, siete puntos por debajo del líder, Eslovaquia.

Karel Brückner, foto: Ondřej Prokop / ČRo
La nueva dirección se propone, sobre todo, dar un nuevo impulso y crear un ambiente de trabajo positivo, que últimamente no existía.

Hašek presentó también al equipo técnico que le ayudará a llevar a cabo su difícil tarea: Michal Bílek y Luděk Klusáček serán sus asistentes, mientras que Jan Stejskal será entrenador de porteros. El ex seleccionador, Karel Brükner, desempeñará el cargo de asesor.

“Brükner es un hombre enérgico, de muchas ideas y planes estratégicos que pueden beneficiar nuestro juego. Me alegro de poder colaborar con él. Tiene mucha experiencia. En la selección se desempeñará como asesor, pero asistirá también a los entrenamientos, ayudándonos con la táctica y las situaciones a balón parado, por ejemplo”, indicó Hašek.

La nueva dirección de la selección se estrenará en el amistoso contra Bélgica el 12 de agosto. En septiembre, tendrá una prueba de fuego en Eslovaquia, donde los checos necesitan ganar a toda costa para mantener la esperanza de pasar al Mundial. En caso de perder, se esfumarán las posibilidades de ganar el grupo y clasificar directamente para Sudáfrica.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio