Irena Budweiserová, una voz vibrante tres décadas en activo

Irena Budweiserová, foto: Chmee2, CC BY 3.0 Unported

En el programa de hoy hablaremos de la vocalista de jazz Irena Budweiserová, considerada una de las grandes voces de este género en la República Checa. Además de su trabajo de varias décadas para el Spirituál Kvintet, Budweiserová ha publicado nueve discos en solitario, el último en 2012, y protagonizado varios musicales.

Irena Budweiserová, foto: Chmee2, CC BY 3.0 Unported
La cantante, letrista y compositora checa Irena Budweiserová, se encuentra con su abultado historial artístico entre las grandes figuras de las voces jazzísticas femeninas del país, junto a talentos como Jana Koubková o Vlasta Průchová. Desde 1980 a 2010, con una breve interrupción de tres años, fue vocalista del renombrado Spirituál Kvintet, y en su currículum destacan nueve discos en solitario, numerosas colaboraciones y hasta la participación en varios musicales.

Budweiserová, nacida en 1957 en Rokycany, estudió canto en el Conservatorio de Praga y pronto ingresó en la banda que marcaría su carrera profesional, el Spirituál Kvintet, legendaria formación de jazz y folk fundada en 1960 y con la que cantaría hasta 2010.

Paralelamente a su trabajo en esta banda, Budweiserová comenzó en 1988 a trabajar en su propio grupo. Fruto de esta primera experiencia como directora de su propio proyecto es el álbum ‘Blue Soul’, publicado en 1993 y grabado junto a Petr Malásek al piano, Jaroslav Šindler a la guitarra František Kop al saxofón y Vít Fiala al contrabajo. El disco fue nominado al premio Jazzový Kája de 1993.

Precisamente con los mencionados Šindler y Fiala se embarcó Budweiserová en un nuevo proyecto separado del Spirituál Kvintet. En 1998 surgió Fade In, al que se incorporó también Miroslav Linka a la segunda guitarra y en el que la cantante además de su voz aportaba la percursión en forma de pequeños instrumentos como la cabasa o el yembe.

Con esta formación grabó Irena Budweiserová su cuarto disco en solitario, ‘Los Crustáceos del Tiempo’ (‘Korýši času’), editado en 2000, y tres años más tarde ‘A Veces me Parece que Soy un Pájaro’ (‘Někdy si připadám jako pták’). El álbum destaca por contar con una mayor presencia de Budweiserová como compositora y fue nominado al premio Ángel de la Música Popular en la categoría de jazz y blues.

Del jazz al góspel

La carrera en solitario de Budweiserová prosiguió en 2006 con ‘Nobody´s Fault’, formado por canciones góspel y espirituales con poco convencionales arreglos jazz. La misma línea siguió en 2010 con ‘Canto sobre la Navidad’ (‘O Vánocich zpívám’), donde además de espirituales y góspel encontramos canciones tradicionales navideñas de España, Francia e Inglaterra. Precisamente ese año concluyó su colaboración con el Spirituál Kvintet para consagrarse a sus proyectos en solitario, acompañada normalmente del conjunto Fade In. En 2012 publicó ‘Sobre todo, no calma’ (¨Hlavně, ne klid’) y en 2014 su último álbum hasta la fecha, ‘Hold On’.

Además de por su contribución al jazz nacional, Irena Budweiserová es conocida por su participación en diversos musicales, género que disfruta en Chequia de una gran popularidad. Su primer papel de este tipo fue en ‘Sueño de una Noche de Verano’, de Zdeněk Merta y Stanislav Moša, en 1992, al que siguió su trabajo en ‘El Bastardo’ (‘Bastard’) y ‘Un Mundo Lleno de Ángeles’ (‘Svět plný andělů), de los mismos autores. En 2003 actuó en el musical sobre hielo ‘Romeo y Julieta’ de Boris Urbánek y Jaromír Nohavica.

Por otro lado, de entre las colaboraciones más interesantes de la cantante a lo largo de su carrera sobresalen la realizada con el guitarrista clásico Jan Žáček, con la que editó el disco ‘Moment’ en 1995, y con el virtuoso del mismo instrumento Vladislav Bláha, con el que emprendió una gira en 2004 en la que interpretaron canciones tradicionales y populares, así como temas de John W. Duarte, Carlos Jobim o Miloš Štědron.