Histórico debut de Tomás Enge en Gran Premio de Italia

r_2100x1400_radio_praha.png

Ni el actual campeón del mundo en fórmula 1, el alemán Michael Schumacher, fue capaz de debutar en su momento de la manera en que lo hizo este domingo el piloto checo Tomás Enge en el Gran Premio de Italia. A diferencia del alemán, Enge logró finalizar la carrera. La duodécima posición en que el checo cruzó la meta podrá carecer para muchos de atractivo, sin embargo, su mera participación en el circuito de Monza constituye un hecho histórico para el automovilismo de este país: nunca antes un checo había competido en la serie mundial de la fórmula 1. En Radio Praga conversamos con el piloto checo Tomás Enge.

¿Cómo podría calificar su actuación de este fin de semana en el Gran Premio de Italia?

"Mi meta era finalizar la carrera sin fallas técnicas, lo que afortunadamente conseguí. Haber terminado en la duodécima posición se debió principalmente a la gran cantidad de pilotos que debieron abandonar la carrera, y también gracias a que pude adelantar a dos vehículos, entre ellos el del espanol Alonso. Estoy muy contento también porque crucé la meta con un gran tiempo... en fin, lo logré tal y como me imaginaba que lo haría", dijo Tomás Enge.

Los días previos a la carrera habían estado llenos de actividad para el piloto checo, que tras su llegada a Monza el miércoles pasado, no se detuvo ni un momento en sus preparativos para el debut del domingo. Enge, uno de los pilotos de prueba de la escudería Prost y que venía de competir en la fórmula 3000, remplazó en el Gran Premio de Italia al brasileno Luciano Burti, que se lesionó en Bélgica durante el Gran Premio de ese país.

¿Fue muy difícil adaptarse a la fórmula 1?

"Fue un gran cambio. Había tenido la oportunidad de probar el vehículo en el circuito de Magny Cours, en Francia, pero no es lo mismo; esa pista es un poco atípica ya que se conduce bajo fuerte presión, mientras que la de Monza, que es una pista ultra rápida, la velocidad máxima es de unos 350 kilómetros/hora. Por eso adaptarme a esta pista fue más complicado de lo que suponía", concluyó el piloto checo Tomás Enge.