Havel no descarta demostración de fuerza en los Balcanes

r_2100x1400_radio_praha.png

El presidente checo, Václav Havel, no descartó este martes en Dubrovnik la posibilidad del uso de la fuerza como respuesta a la política de intimidación de Slobodan Milosevic contra Montenegro. La advertencia del mandatario checo busca evitar el estallido de un nuevo conflicto armado en los Balcanes.

Václav Havel se reunió en Dubrovnik con los presidentes de Croacia, Eslovenia y Montenegro para analizar el aumento de la tensión en los Balcanes tras las reformas de la Constitución yugoslava la semana pasada. Las enmiendas buscan la reelección del presidente Milosevic y marginan a los montenegrinos que pierden todo protagonismo en la Federación Yugoslava.

Havel recordó que ya en cuatro oportunidades la comunidad internacional fue testigo de conflictos armados de grandes dimensiones en la región.

"Por quinta vez esto no debe repetirse. Surge, por supuesto, la pregunta ¿qué hacer? La respuesta no es sencilla, pero debo decir que además de todos los instrumentos políticos es necesario tomar en cuenta la alternativa de una demostración de fuerza" subrayó el presidente Havel.

En la reunión de Dubrovnik, el mandatario checo habló como representante de un país miembro de la OTAN, por lo que sus declaraciones tuvieron mucha repercusión a nivel internacional. No obstante, el secretario general de la Alianza Atlántica, George Robertson, mantuvo ayer una postura reservada al respecto.

Por su parte, el presidente de Montenegro, Milo Djukanovic, fue tajante en sus declaraciones y dijo que en caso del estallido de un conflicto su país estaba preparado para defender su libertad.

Los presidentes de Croacia, Eslovenia y Montenegro coincidieron con Václav Havel en el hecho de que la comunidad internacional no debe perder tiempo y que ha de optar una postura clara y definitiva ante la violación de la democracia en Yugoslavia.

Autor: Federico Picado
audio