Gobierno interviene contra la venta ilícita de respiradores

Foto: ČTK / Ondřej Hájek

El Consejo de Seguridad del Estado Checo, reunido este miércoles en Praga por el problema del nuevo coronavirus, acordó entre otras medidas intervenir contra los individuos que abusan de la aparición de la enfermedad en beneficio propio. A partir de este miércoles se prohíbe exportar de Chequia los respiradores FFP3.

Foto: ČTK / Ondřej Hájek

El coronavirus de Wuhan se ha convertido en un buen negocio para algunos individuos. En Chequia fueron confirmados cinco casos de esta enfermedad hasta el presente y 340 personas fueron sometidas a examen de laboratorio, con resultado negativo.

Foto: ČTK
Sin embargo, el temor ante la propagación de la enfermedad tuvo como resultado que en las farmacias comenzaron a desaparecer las mascarillas faciales y los respiradores. Para los hospitales y otras instituciones públicas están a disposición, pero en el mercado ya casi no hay. Esta situación la aprovechan algunos individuos que se abastecieron con antelación de una mayor cantidad de estos artículos sanitarios y ahora los revenden a precios increíbles.

Un respirador que normalmente cuesta unos tres euros, se ofrece por casi 200 euros en internet. En una de las páginas aparece por ejemplo un gráfico que indica el número actual de muertos e infectados por el coronavirus de Wuhan. Uno de los vendedores de esta tienda virtual, que se presentó como Standa, en declaraciones para la Radio Checa rechazó la opinión de que semejantes actividades puedan provocar pánico entre los ciudadanos.

”A nadie lo obligamos a que compre la mascarilla o el respirador. Es una cuestión de oferta y demanda. Si no hubiera interés por estos productos, no se venderían”.

Foto: Lucie Hochmanová, archiv ČRo
Otra vendedora sin escrúpulos, que se presenta en internet como VKubecková, reconoció a la Radio Checa que simplemente trata de ganar algún dinero con la venta de respiradores y que ese dinero lo quiere utilizar luego para dejar castrar a sus gatos.

”No sé, simplemente considero que cada persona es responsable por sí misma y hacemos lo que podemos para ganar dinero. Es cuestión de cada uno. Yo quiero hacerlo en beneficio de mis gatos. Revendo los respiradores para poder dejarlos castrar. Y miren cuánto cuesta la castración de un gato”.

El ministro de Salud, Adam Vojtěch, condenó ese negocio ilícito e insistió en que los ciudadanos deberían rechazar semejantes ofertas en internet. A su vez, el portavoz del Colegio Médico, Michal Sojka, comparó el comportamiento de esos comerciantes con el de las hienas.

“Las personas que se dedican a este tipo de negocio me hace recordar a las hienas. Considero totalmente amoral que alguien trate de enriquecerse aprovechando el miedo y preocupaciones de otras personas”.

Muchos de estos comerciantes se defienden diciendo que en Chequia funciona el mercado libre donde rige el principio de la oferta y la demanda. Afirman que ayudan a los ciudadanos al ser capaces de conseguirles un artículo que escasea, en este caso los respiradores o mascarillas.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Roman Vondrouš
El Gobierno decidió intervenir contra este negocio inmoral y acordó regular el precio de los respiradores en el mercado, de acuerdo con el ministro de Salud, Adam Vojtěch.

”Hemos acordado con el Ministerio de Finanzas regular el precio de los respiradores, porque lo que he visto en algunos servidores, o sea cómo se aprovecha el miedo para subir el precio de estos equipos de protección respiratoria es algo totalmente amoral. Y el Estado debe intervenir en casos semejantes”.

El Consejo de Seguridad del Estado Checo confirmó en su reunión de este miércoles que a partir de este día está prohibido exportar de la República Checa respiradores y también se prohíbe su venta fuera de los hospitales, farmacias y otros establecimientos sanitarios.