Gobierno desconectará red de telefonía móvil si hay peligro terrorista

Ivan Langer y Karel Schwarzwenberg (Foto: CTK)

En caso de un eventual ataque terrorista contra la República Checa, el Gobierno procedería a desconectar la red de telefonía móvil, entre otras medidas urgentes. Así lo dijo en Praga el ministro del interior, Ivan Langer.

Ivan Langer y Karel Schwarzwenberg (Foto: CTK)
Los teléfonos móviles y las emisoras pueden servir para la activación a distancia de explosivos. Según recalcó el ministro del Interior, Ivan Langer, el Gobierno está consciente de que los terroristas podrían aprovechar esos medios para poner fuera de funcionamiento, por ejemplo, el sistema nacional de salvamento, basado en el procedimiento coordinado de las Fuerzas Armadas, la Policía y a los cuerpos de bomberos. Para prevenir semejante peligro, acotó Langer, el Consejo de Seguridad del Estado acordó desconectar la red de telefonía móvil en todo el país en caso de necesidad.

“Estoy convencido de que la posibilidad de esa medida debería estar plasmada en la legislación checa. No obstante, es indispensable que esa reglamentación sea formulada estrictamente, para que pueda ser aplicada exclusivamente en caso de una latente amenaza para la salud y las vidas de los ciudadanos o de existir el peligro de enormes daños materiales a causa de un ataque terrorista”, recalcó Langer.

Interrumpir la red de telefonía móvil sería posible, además, sólo provisionalmente y bajo condiciones estrictamente definidas.

El Consejo de Seguridad del Estado aprobó en su sesión un programa de lucha contra el terrorismo hasta el año 2009, que especifica también detalladamente los casos cuando los intereses de un individuo deben estar subordinados a los de la seguridad nacional.

El ministro Langer aclaró que el programa supone también significativos cambios en el trabajo de la Policía. Se prevé la adopción de una nueva normativa que regirá el trabajo de las fuerzas de seguridad y que incluirá estipulaciones que autorizarán cortar la comunicación electrónica en casos estrictamente determinados por la ley. Langer subrayó que la Policía debería disponer de las más modernas tecnologías de comunicación para poder prevenir a tiempo el peligro de un eventual ataque terrorista.