Gobierno cancela el mayor encargo de obras concertado por su predecesor

r_2100x1400_radio_praha.png

El Estado se encargará de la construcción de la autopista D-47, arteria de tráfico clave que debe unir Ostrava, metrópoli de Moravia del Norte, con el resto de la República. El Gobierno decidió cancelar el contrato sobre dicha construcción firmado por el Gabinete anterior con la compañía israelí Housing & Construction.

El ministro de Transportes, Milan Simonovský, foto: CTK
El ministro de Transportes, Milan Simonovský, afirma que el Estado construirá los 80 kilómetros de la autopista entre las ciudades de Lipník nad Becvou y Ostrava de modo más rápido y barato que el inversionista privado.

"He prometido al Gobierno que en caso de que no sea así entregaría las llaves del Ministerio", se compromete el ministro. "La autopista es para mí una tarea primordial", transmite el ministro a los impacientes representantes de la región de Moravia del Norte, que subrayan que la falta de la mencionada comunicación les quita inversiones y opurtunidades laborales.

Según Simonovský, la construcción de la autopista costará cerca de mil trescientos millones de euros menos y concluirá un año antes de lo que planeaba la compañía israelí, es decir en 2008.

Sin embargo, dado que el Gobierno no dispone de los aproximadamente dos mil setecientos millones de euros necesarios para la realización de la autopista D-47, para no grabar aún más el presupuesto está dispuesto a emitir obligaciones del Estado y solicitar un crédito al Banco Europeo de Inversiones.

El contrato con la compañía Housing & Construction fue el mayor encargo estatal realizado por el Gabinete anterior de Milos Zeman. Durante la campaña electoral el entonces Primer Ministro Zeman posaba ante las cámaras con un martillo colocando la piedra inicial de la autopista. Posteriormente empezaron a aumentar críticas. El encargo resulta desventajoso para el Estado y fue contratado bajo circunstancias sospechosas al no haber sido convocada una licitación pública.

Por ello el Gobierno actual optó por arriesgar el prestigio de la República Checa decidiendo no cumplir el compromiso establecido con el inversionista israelí. Y la población de Moravia del Norte continúa esperando la respuesta a la pregunta: ¿Cuándo por fin se iniciará realmente la construcción de la autopista?