Gitanos exigen la dimisión de Cunek

Jirí Cunek (Foto: CTK)

Más de un centenar de activistas gitanos y de representantes de ONG se reunieron el miércoles ante la Oficina del Gobierno para exigir la dimisión del viceprimer ministro, Jirí Cunek.

Una dimisión inmediata del viceprimer ministro, Jirí Cunek, solicitaron los participantes en la protesta, argumentando que se sienten ofendidos por sus recientes declaraciones respecto a la minoría gitana.

Jirí Cunek (Foto: CTK)
"Estoy aquí para apoyar la exigencia de las organizaciones gitanas para que Jirí Cunek dimita. Nosotros, los gitanos, somos gente como cualquier otra y nos sentimos ofendidos por la descripción que hizo de nosotros el viceprimer ministro".

En declaraciones a la prensa amarilla, Jirí Cunek describió la etnia gitana como "gente bronceada, con una familia desordenada que hace fuego en plazas". Además, siendo todavía alcalde de Vsetín, Cunek obligó a más de 200 miembros de esta etnia a mudarse de una vivienda en el centro de la ciudad a módulos de lámina, situados en la periferia.

Cunek defendió su actitud en la manifestación.

"Ofrecí a los gitanos los módulos en vez de echarles a la calle porque no pagaban el alquiler. No tengo nada en contra de esta etnia. Todo lo contrario, intento ayudarla".

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
Sin embargo, los manifestantes no mostraron interés en discutir con el viceprimer ministro Cunek. Exigieron una reunión con el primer ministro, Mirek Topolánek quien, según explicó más tarde, no pudo responder de manera positiva debido a que asistía a una sesión del Gobierno. Informó que sobre la situación deliberará con los socios de la coalición gubernamental, el democristiano Partido Popular y los Verdes.

Topolánek considera la dimisión de Jirí Cunek, sospechoso además de corrupción, como última solución al problema. Según opinó, es el Partido Popular que debería decidir sobre el futuro de su líder.

Pavel Severa (Foto: CTK)
No obstante, en la reciente sesión del Comité Nacional de dicha formación política no se logró llegar a un resultado concreto. En protesta contra las vacilaciones de la cúpula, el diputado Pavel Severa renunció al cargo de vicepresidente de la facción parlamentaria del democristiano Partido Popular.