Futuro Gobierno planea un nuevo impuesto para el tabaco

Иллюстративное фото: Халил Баалбаки, Чешское радио

El venidero Gobierno checo quiere mejorar el sistema de recaudación de impuestos para llevar más recursos financieros a las arcas del Estado. Los nuevos gobernantes no descartan el incremento de algunos impuestos a partir del próximo año.

Foto: Khalil Baalbaki, archivo de ČRo
El Gobierno anterior, del primer ministro Petr Nečas, aseguró tras llegar al poder que encabezaría un Gabinete de responsabilidad presupuestaria, pero el déficit presupuestario se convirtió en un debate político de nunca acabar.

Algunos economistas sostienen que independientemente de la permanente pugna política, protagonizada por el Gobierno de Nečas, la economía checa supo repeler en buena medida las consecuencias de la crisis económica mundial.

Postulantes al futuro gobierno, encabezado por la Socialdemocracia, apuntalada por el movimiento ANO y el democristiano Partido Popular, adelantó que la recaudación efectiva de los impuestos resulta indispensable para la estabilidad económica del Estado.

No obstante, entre los productos que se verán afectados por el nuevo aumento de los impuestos sobresale el tabaco. Los fumadores pagarán uno poco más de cuatro euros por cajetilla de cigarrillos, lo que, según Ondřej, vecino de la ciudad de Ostrava, semejante aumento no representará para él ninguna limitación.

Foto ilustrativa: archivo de Radio Praga
De acuerdo con Ondřej se trata de un aumento mínimo que no afectará su bolsillo, pero asegura que en caso de que una cajetilla llegara a costar más de seis euros entonces barajaría la eventualidad de reducir el tabaco.

Un fumador como Ondřej consume unos 15.000 cigarrillos al año lo que representa un gasto que supera los 2.500 euros. Gracias a este tipo de fumadores el Estado espera recaudar el próximo año unos 62 millones de euros más.

Alrededor de dos millones de personas consumen 20.000 millones de cigarrillos al año en Chequia. De esto se desprende que la más leve subida de los impuestos para esta mercadería se convierte en una importante inyección económica para las arcas públicas.

Al lado de los fumadores se encuentran los agricultores que tendrán pagar más los carburantes. Resulta que en 2014 llega a su fin el programa de subsidios que beneficiaba a los agricultores, o sea que pagarán el impuesto general válido para todos. Representantes del sector agrícola advierten que ello puede llevar a un aumento del precio de los alimentos.

El aumento de los impuestos de otros productos o el llamado impuesto especial para las empresas y otro para los ricos siguen siendo tema de debate entre los líderes de los tres partidos que buscan integrar el próximo gobierno de coalición.

palabra clave:
audio