Flash Deportivo

Martin Koukal, photo: CTK

Medio segundo y quizá sólo suerte le faltaron al fondista checo Martin Koukal para conseguir una medalla en la Copa del Mundo de esquí disputada en la localidad italiana de Val di Fiemme.

Checos obtienen bronce en Europeo de fútbol sala

La selección checa de fútbol sala se adjudicó este sábado el tercer lugar del Campeonato Europeo de esa especialidad, disputado en Italia, al caer por 5 a 1 en las semifinales frente a Ucrania. Se trata de la primera medalla que obtiene la República Checa en ese deporte, por lo que su actuación es considerada histórica.

Con su gran juego los checos no sólo elevaron su imagen a nivel internacional, sino que ahora se baraja también la posibilidad de celebrar el Europeo del 2005 en la ciudad checa de Ostrava. Antes del inicio del torneo el entrenador nacional, Michal Striz, había adelantado que su equipo alcanzaría al menos el tercer puesto. Dicho y hecho.

Según algunos expertos checos el éxito del fin de semana pasa por la gran experiencia y madurez que ha conseguido la República Checa en esa disciplina. Así lo señaló también el secretario general de la UEFA, Gerhard Ainer. "Los checos ofrecieron un espectáculo sumamente atractivo", constató uno de los funcionarios más poderosos del fútbol europeo.

Martín Koukal sexto en Copa del Mundo de esquí

Martin Koukal, foto: CTK
Medio segundo y quizá sólo suerte le faltaron al fondista checo Martin Koukal para conseguir una medalla en la Copa del Mundo de esquí disputada en la localidad italiana de Val di Fiemme. En la carrera de los 10 kilómetros estilo clásico el deportista cruzó la meta en la sexta posición, mientras que su compatriota Lukas Bauer, favorito para adjudicarse la presea de oro, finalizó vigésimo. Desde ese punto de vista, Koukal se mostró satisfecho. "Sin duda estoy contento con el sexto lugar, pero no dejo de sentir frustración porque estuve muy cerca de la meta. Creo que me faltó sólo un poquito de suerte para conseguir una medalla", explicó.

Navrátilová conquista nuevo título

La legendaria Martina Navrátilová conquistó este sábado en el abierto de Dubai su título número 168 y se convierte así en la tenista de mayor edad en ganar un torneo Grand Slam. Navrátilová, de 46 años de edad, derrotó en la final de los dobles - junto a la rusa Svetlana Kuznetsova - a la pareja integrada por la tenista de Zimbabue, Cara Black, y la rusa Elena Likhovtseva.

A principios de enero la veterana deportista checa, naturalizada estadounidense, había deslumbrado a la afición mundial con su victoria en el torneo de Gold Coast, en Australia, lo que le valió su inclusión en el Libro Guinnes de Récords. Pero la primera vez que conquistó un título profesional a esa edad fue el año pasado en Madrid. Entonces superó la marca de la norteamericana Billie Jean King, cuyo último título profesional lo obtuvo en 1983 a los 39 años de edad.