Flash Deportivo

r_2100x1400_radio_praha.png

El equipo checo de la Copa Davis asegura su permanencia en el Grupo Mundial, tras derrotar este fin de semana por 3:2 a Rumania, convirtiéndose además en el único país que, desde la creación de la Copa Davis en 1981, jamás había descendido a las fases zonales. Esto quiere decir que la República Checa en todos estos anos nunca ha dejado de figurar entre los mejores dieciséis equipos del mundo.

El punto decisivo lo logró ayer Bohdan Ulihrach tras vencer a Gabriel Trifu por 7:5, 6:4 y 6:4. Ulihrach debía haberse enfrentado a Andrei Pavel -la raqueta número uno de Rumania- pero el viernes se lesionó mientras jugaba contra Jiri Novak. La retirada de Pavel, significó un gran alivio para el equipo checo. "Sin él todo resultó más fácil," confesaron los jugadores checos, que no ocultaron su alegría después de finalizada la eliminatoria. "Somos invencibles," expresaba alegre el capitán del equipo checo, Jan Kukal, mientras Ulihrach alzaba los brazos al cielo celebrando la victoria.

La final del Grupo Mundial de la Copa Davis la disputarán Francia y Australia los días 30 de noviembre y 2 de diciembre en Melbourne.

La selección checa de voleibol femenino inició con el pie izquierdo su participación en el Mundial de dicha modalidad, disputado en la ciudad búlgara de Varna, tras caer derrotada frente a Rumania por 3:1, y ante Francia por el mismo marcador. De esta manera las checas comienzan a perder las ilusiones de pasar a las semifinales, considerando que este lunes se enfrentan al equipo de Rusia, actuales campeonas de Europa.

El entrenador del equipo rumano, Costinel Stan, confesó que antes de enfrentarse a la República Checa tenían miedo de su rival considerando su buen nivel internacional. "Suelen jugar mejor que en esta ocasión," dijo Stan. Por su parte la capitana del equipo checo, Marcela Ritscherlová, reconoció que ambos rivales jugaron bien, pero que ello no refleja que hayan sido mejores que la República Checa.

La selección de fútbol checa Sub 20 disputó la semana pasada dos partidos amistosos contra Grecia. En el primer encuentro los checos se impusieron al seleccionado griego por 4:1, mientras que en la revancha del jueves, estos lograron adjudicarse un empate a dos tantos frente a los checos.

El Sparta de Praga debutó en la Liga de Campeones con un empate que tuvo sabor a victoria, al igualar sin goles, y en calidad de visita, frente al poderoso equipo alemán Bayern Munich. Expertos y algunos medios de comunicación han calificado ese encuentro como uno de los mejores del cuadro capitalino en el prestigioso torneo de clubes europeos. El próximo compromiso del Sparta de Praga por la Liga de Campeones será este martes frente al conjunto holandés del Feyenoord Rotterdam, que junto con el Bayern Munich se perfila como el favorito para adjudicarse el primer puesto del Grupo H.