Finanzas: el mayor problema de la ciencia checa

r_2100x1400_radio_praha.png

A diferencia de la República Checa, la ciencia de este país ya está en la Unión Europea. Su mayor problema es, no obstante, la escasez de recursos financieros para la investigación y bajos salarios que los científicos reciben por su labor.

La Academia de Ciencias checa está asociada a la Unión Europea, sus institutos participan en centenares de proyectos comunitarios y a nivel europeo, destaca su presidenta, Helena Illnerová.

"Somos miembros de varias organizaciones comunitarias para la ciencia, tal como CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, con sede en Ginebra, donde desde 1992 han trabajado decenas de nuestros físicos".

Los científicos del Instituto Astronómico participaron en la construcción del cohete Integral que investigará los rayos gamma en el cosmos, sobre todo sus fuentes que se hallan en los agujeros negros e investigará el origen del universo.

La presidenta de la Academia de Ciencias checa, Helena Illnerová, lamenta que el mayor problema que acosa a la ciencia de este país sigan siendo las finanzas.

"Tan sólo el 0, 57 por ciento del Producto Interior Bruto se invierte en la investigación, mientras que el promedio de la Unión Europea es el 0, 9 por ciento. Además, la ciencia en los países comunitarios puede contar con enormes recursos privados, que escasean en la República Checa".

Muchos científicos jóvenes abandonan la investigación porque su salario ni siquiera alcanza el promedio mensual checo que son 15 500 coronas, unos 490 euros. Si no tuvieran acceso a becas, su trabajo no les daría para vivir.

Helena Illnerová apoya la adhesión a la Unión Europea porque espera que así el país se vea obligado a invertir más dinero en la investigación científica.