Estado Checo venderá bonos a los ciudadanos para pagar la deuda nacional

Miroslav Kalousek, foto: ČTK

El Estado Checo quiere que los ciudadanos ayuden a sufragar la deuda nacional. El Ministerio de Finanzas emitirá el próximo año bonos del Estado que por primera vez en la historia del país serán ofrecidos a personas físicas.

El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, asegura que los ciudadanos harán una buena inversión al adquirir los bonos del Estado, además de que ayudarán activamente a sufragar la deuda del país. La emisión piloto de las obligaciones del Estado está prevista para 2011, según recalcó Kalousek.

Miroslav Kalousek, foto: ČTK
„En el tercer trimestre del próximo año realizaremos la emisión piloto y cada persona podrá adquirir bonos del Estado por un valor mínimo de 40 euros. Contamos que el valor global de esta emisión de prueba será de unos 400 millones de euros”.

Los interesados en adquirir los bonos del Estado podrán escoger entre dos variantes de su vencimiento. Una será a corto plazo, con un vencimiento de uno a dos años, y la segunda de entre cinco y seis años. El Ministerio no ha decidido todavía sobre las ganancias que aportarán los bonos a los ciudadanos, pero se prevé que no deberían ser inferiores a las que ofrecen los bancos por el dinero depositado en ellos. Los economistas calculan que las ganancias deberían superar el tres por ciento.

Foto: ČTK
El analista Michal Brožka considera que el plan del Ministerio de Finanzas es una buena estrategia, ya que para el Estado resulta más seguro vender las obligaciones a sus propios ciudadanos que a los inversionistas.

„El ciudadano que adquiera los bonos del Estado se comportará indudablemente de otra manera que un inversionista. En caso de que el Estado tenga problemas económicos, el inversionista tratará de vender rápidamente las obligaciones para deshacerse de ellas, mientras que el ciudadano querrá asumir parte de la responsabilidad por la situación del país por defender así sus propios intereses”.

Bohuslav Sobotka
El ministro Kalousek confía en una mayor responsabilidad de los ciudadanos por la situación financiera del país. En caso de que haya interés por los bonos de la emisión piloto, el Estado volvería a ofrecer otros nuevos en 2012 que, además de los bancos, se venderían también en la Bolsa, por ejemplo.

El plan del Ministerio de Finanzas es apoyado también por la oposición. El líder en funciones de la Socialdemocracia, Bohuslav Sobotka, dijo que la venta de obligaciones del Estado a los ciudadanos significará un gran aporte para todos. Al mismo tiempo criticó el hecho de que la elaboración del proyecto demoró más de tres años.