Expertos analizan impacto del ataque a Estados Unidos en la economía checa

r_2100x1400_radio_praha.png

La tragedia de Estados Unidos tendrá indirectamente repercusiones en la economía checa. Sobre el tema conversamos con el economista checo Evzen Kocenda, del Instituto Nacional de Economía.

"El impacto inmediato de la crisis en Estados Unidos sobre la economía checa podría manifestarse con la interrupción de las negociaciones entre la República Checa y Estados Unidos en el ámbito del comercio internacional y el mercado de capitales y financiero. Esta crisis afectará a todo el Planeta y la República Checa no será la excepción Habrá enormes pérdidas, sobre todo en aquellas empresas que se vean afectadas directamente.

Más tarde los problemas podrán tener alcance internacional: partiendo de la base que la República Checa posee una economía abierta y pequena, y que sus principales negociadores son los países de la Unión Europea, el impacto no será tan fuerte.

Sin embargo, la Unión Europea es el principal socio comercial de Estados Unidos, por lo que la República Checa sin duda recibirá algún efecto residual de esa crisis. Además, en el curso de los próximos días o semanas la República Checa debería también experimentar cambios en el marco del comercio exterior.

Otro aspecto importante es que, casi seguro, se registrarán bajas en las inversiones directas desde Estados Unidos, considerando que en ese país hará falta dinero para paliar la crisis. Yo personalmente espero que la situación actual pueda ser controlada y que las máximas autoridades económicas y políticas de los Estados Unidos ayuden a implementar nuevas inversiones de protección, lo que debería ayudar a incrementar el crecimiento de la economía local y sacar al país de la crisis."

Los ataques terroristas contra Estados Unidos fueron enérgicamente condenados por el ministro de RR.EE checo, Jan Kavan.

El ministro Kavan señaló que los ataques perpetrados contra los Estados Unidos testimonian que el terrorismo internacional no vacila en recurrir a métodos cada vez más brutales. El diplomático checo manifestó solidaridad para con el pueblo estadounidense. Jan Kavan insistió en la urgente necesidad de adoptar medidas de seguridad extraordinarias en el país a la vez que expresó su convicción de que sobre la República Checa no pende ningún peligro. El ministro de RR.EE. sostuvo que confía en que se llegará a descubrir a los culpables de los ataques terroristas contra los Estados Unidos, manifestando la esperanza de que lo sucedido no desembocará en otros conflictos.

Sobre el tema, nuestra colega, Pavla Jedlicková conversó también con Marek Benda, diputado de la Cámara Baja checa por el oposicionista Partido Cívico Democrático.