Experiodista ruso acusado de vender secretos a Praga: una nueva brecha entre Chequia y Rusia

Ivan Safronov, foto: ČTK/AP/Sofia Sandurskaya

Ivan Safronov, asesor de comunicación de la Agencia Espacial Federal Rusa, fue detenido esta semana acusado de vender secretos a la inteligencia checa.

Kremlin, foto: Stan Shebs, CC BY-SA 3.0

Ivan Safronov es un experiodista de 30 años que trabajaba en estos momentos como asesor de comunicación del director de la Agencia Espacial Federal Rusa. Esta semana, fue detenido acusado de alta traición por una supuesta venta de secretos militares a países de la OTAN.

La inteligencia rusa acusa a Safronov de trabajar para los servicios de inteligencia checos desde 2012, a los que supuestamente habría entregado secretos que Chequia a su vez habría pasado a Estados Unidos.

No obstante, la acusación está envuelta en numerosas incógnitas. Muchos periodistas rusos y miembros de organizaciones civiles como Rusia Abierta señalan que esto puede ser simplemente una maniobra política, ya que Safronov investigó en el pasado asuntos que incomodaban al Kremlin.

En Chequia, algunos analistas creen que la acusación a los servicios de inteligencia locales por parte de Rusia puede responder a las malas relaciones entre ambos países en los últimos años.

Pavel Havlíček, foto: Archivo Pavel Havlíček

Al respecto habló para Radio Praga Internacional Pavel Havliček, analista de la Asociación para Asuntos Internacionales, quien piensa que independientemente de que las acusaciones sean ciertas o no, Rusia está interesada en crear este tipo de conflictos internacionales.

“Creo que uno de los principales objetivos de esta acusación es provocar un conflicto internacional que sirva a los intereses de Rusia. Chequia no puede evitar esto. Y aunque realmente pueda haber un malentendido y hechos desconocidos, si vemos la situación de las relaciones entre Chequia y Rusia, este incidente está encuadrado en un contexto más amplio”.

Los peores temores de la sociedad civil rusa sobre que Putin afiance cada vez más su control político se están cumpliendo. En este sentido, Havliček considera que este tipo de detenciones mandan un mensaje a cualquier opositor del Gobierno ruso.

“Lo más importante es que este incidente manda un mensaje claro a los periodistas rusos y a los representantes de la oposición política y de la sociedad civil de Rusia”.

Las relaciones entre Chequia y Rusia se han deteriorado notablemente en los últimos años. Recientemente, fue motivo de conflicto la estatua del mariscal soviético Iván Kónev, que fue retirada en Praga ante las dudas que despierta el papel de este militar durante la invasión del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia. Las disputas en torno a la estatua provocaron, por ejemplo, que radicales atacasen la Embajada checa en Moscú.

El analista Pavel Havliček ahonda en las relaciones entre ambos países, y ve algunos momentos claves que llevaron la situación hasta su estado actual.

El edificio de los Servicios secretos en Moscú, foto: RIA Novosti archive, image #98400/Vladimir Fedorenko/CC-BY-SA 3.0

“En mi opinión, un momento fundamental en el empeoramiento de las relaciones fue a partir de 2008 y 2009, cuando Chequia se reunió con la diplomacia de Estados Unidos para tratar la instalación de radares en nuestro territorio. En ese caso, Rusia intentó influir abiertamente en el asunto. Más tarde, también afectó el conflicto por el gas entre Rusia y Ucrania. Y por supuesto, en el año 2014, la anexión ilegal de Crimea ya provocó en la práctica que las relaciones se hundieran”.

Sobre el experiodista Ivan Safronov puede recaer una condena de hasta 20 años de prisión si se confirman las acusaciones. Mientras, tendrá que estar en prisión provisional hasta septiembre.

En cualquier caso, los periodistas rusos empiezan a sentirse cada vez más incómodos y ven coartada su libertad de expresión. Cualquiera que discrepe de las políticas del Kremlin es ahora seguido de cerca por las autoridades de Rusia.