Ex personero comunista niega cargos por traición a la patria

Josef Lenárt y Milous Jakes (de izquierda), Foto: CTK

En un Tribunal Municipal de Praga fue iniciado este lunes el proceso contra dos altos personeros del antiguo régimen comunista Milous Jakes y Josef Lenárt. Ambos están acusados de traición a la patria en relación con la invasión de los Ejércitos del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia en agosto de 1968.

Según la fiscal general, los acusados intentaron legalizar la invasión mediante un gobierno obrero-campesino que debía sustituir al Gobierno legal. El juez podría condenarlos incluso a cadena perpetua.

El fiscal, Jirí Bendár, está convencido de que los dos inculpados apoyaban el golpe de Estado después de la invasión rusa.

"No esperaba que se declarasen culpables, pero alguien tuvo que iniciarlo y de lo que se desprende de los testigos resulta que ellos sí le propusieron al entonces presidente esta variante."

Milous Jakes y Josef Lenárt niegan toda culpa. Jakes declaró ante el Tribunal que hasta el presente sufre una decepción por la derrota del socialismo en la antigua Checoslovaquia, y por lo tanto la acusación de subversión al estado es absurda.

"¿Cómo alguien puede decir que tenía una intención o pretendía hacer algo? ¿Cómo lo puede saber, si no tiene ninguna prueba?"

Todo parece indicar que el proceso tendrá que superar varias dificultades. Casi todas las declaraciones que fueron efectuadas en los años 90, cuando empezó la investigación, no se pueden utilizar, ya que el juez de primera instancia confesó no ser objetivo. Además, la mayoría de los testigos presenciales en presuntas reuniones en la Embajada soviética el 21 y 22 de agosto de 1968, ya ha fallecido.