Escándalo de corrupción pone en peligro la construcción de la autopista en Moravia del Norte

r_2100x1400_radio_praha.png

La región de Ostrava, Moravia del Norte, tiene problemas con el desempleo y con la falta de inversionistas. Uno de los motivos es que a la región no llega una autovía. El anterior Gobierno concertó un contrato con una empresa israelí que se comprometió a llevar a cabo el proyecto antes del año 2007. No obstante, el gabinete actual considera el acuerdo poco ventajoso para el Estado y todo parece indicar que la construcción se postergará notablemente.

El anterior Gobierno socialdemócrata quería empezar a realizar el proyecto el próximo año. Para este fin contrató a la empresa Housing & Construction, que debía construir una autopista de aproximadamente 80 km, a través de la región mencionada, por más de 300 millones de euros.

El contrato lo concluyó en junio el antiguo ministro de Transporte, Jaromír Schling, sin que la empresa israelí pasara por un concurso. El actual titular de esa cartera, Milan Simonovský, pidió al Gobierno (también socialdemócrata) que revisara el contrato, ya que, según su opinión, varias estipulaciones del mismo son muy poco ventajosas para el Estado, e insinúan rastros de corrupción.

"Es una especulación, yo en este momento tengo la sospecha de que el antiguo Ministerio de Transporte, al concluir el contrato, procedió de una manera no estándar. Por ello encargué al respectivo órgano estatal que investigara este asunto. En caso de que se confirme mi sospecha, creo que es la policía la que debe presentar la acusación".

Formulaciones poco claras y obligaciones poco habituales; éstos son las mayores deficiencias del contrato. El ministro de Transporte, Milan Simonovský, señaló que varios acuerdos adicionales debían especificar el contrato. Sin embargo, hasta el presente no han sido concluidos.

"Los riesgos que corre el Estado están sobre todo en las formulaciones vagas. La palabra que con más frecuencia se repite con respecto a las obligaciones del Estado es "todo", y queremos sustituir esta palabra por una expresión concreta, para que el Estado se dé cuenta de los riesgos que corre, y para que pueda cumplir con sus obligaciones".

Por otra parte, el senador que representa en la Cámara Alta la región de de Ostrava, Václav Roubícek, mencionó que cuanto más se postergue la construcción de la autopista, las consecuencias serán aun peores para esa localidad.

"No sólo la metrópoli de Ostrava, toda la región es peculiar por su carácter y por la necesidad de su transformación, que no se llevará a cabo si la región no está accesible. Yo digo que es posible poner en duda el contrato concluido, pero las consecuencias para el Estado serán mucho peores y más caras que si se empezara con la construcción lo más pronto posible".

El ministro de Transporte no quiere firmar el acuerdo de financiación del proyecto, que es fundamental para que la compañía inicie las obras. Si no se cumple esta condición, la empresa Housing & Construction anulará el acuerdo y pedirá al Estado una indemnización que ascenderá a millones de euros por los gastos hasta el presente.

Además, si el Estado opta por revisar el contrato existe el peligro de que la construcción de la autopista quede bloqueada para varios años. Las dos partes se tienen en jaque mutuamente. Sin un acuerdo entre el Estado y la compañía israelí, ninguna de las partes podrá iniciar el proyecto y los que saldrán perdiendo serán los ciudadanos de esa región...