proyecto

Elecciones generales 2021

Los días 8 y 9 de octubre habrá elecciones generales en la República Checa. Les ofrecemos un resumen del sistema electoral y perfiles de los partidos mayores.

La Cámara de Diputados se elige en la República Checa mediante un sistema electoral proporcional. Sin embargo, el sistema para convertir votos en escaños dejó de ser del agrado de los partidos políticos que pidieron una enmienda antes de las elecciones de este año.

Parlamento checo | Foto: Michaela Danelová,  Český rozhlas

El Tribunal Constitucional ha prohibido el uso del método d΄Hondt para calcular los votos, porque este método de asignación de escaños favorece a los partidos grandes. Por un lado, esto mejora la posición del ganador de las elecciones y aumenta las posibilidades de formar una coalición gobernante estable, pero por otro lado, distorsiona el resultado real del voto popular.

Para las elecciones de este año el Parlamento ha ajustado el método de convertir los votos en escaños para que en el parlamento se refleje mejor el resultado de las elecciones.

La república está dividida en 14 regiones electorales, que corresponde a la división administrativa del país. La mitad de la población vive en las cuatro principales regiones Praga, Bohemia Central, Moravia del Sur y Moravia-Silesia. En la práctica electoral esto significa que en una región pequeña, por ejemplo, Karlovy Vary un 9% o 10% de los votos puede no ser suficiente para que un Partido obtenga un escaño parlamentario para esta región. La propuesta de que todo el país se convirtiera en una sola circunscripción electoral, fue rechazada por el parlamento este año.

Foto ilustrativa: Martin Pokorný,  Český rozhlas

Las elecciones en la República Checa se celebran dos días, empiezan los viernes a las 14:00 horas y terminan el sábado a las 14:00 horas.

Las elecciones en la República Checa suelen tener lugar en un ambiente relativamente tranquilo y sus resultados son generalmente respetados.

Los principales partidos políticos para las elecciones a la Cámara de Diputados

El movimiento ANO

Campaña electoral de ANO | Foto: Česká televize,  ČT24

El ganador de las últimas elecciones fue el movimiento ANO que consiguió el 29,6% de los votos. Se trata de un movimiento político liderado por el multimillonario y actual primer ministro Andrej Babiš. Las actividades empresariales y negocios del líder de esa agrupación han sido fuente de disputas por sospechas de conflictos de intereses a la hora de la distribución de las subvenciones europeas. El movimiento mantiene una gran popularidad y, según las encuestas, se trata de uno de los favoritos para las venideras elecciones.

El movimiento es criticado por el rápido aumento del déficit público, sin embargo sus representantes insisten en que está relacionado en gran medida con los problemas de la pandemia de coronavirus.

La coalición del Partido Pirata y los Alcaldes e Independientes (STAN)

Campaña electoral de la coalición del Partido Pirata y los Alcaldes e Independientes | Foto: Česká televize,  ČT24

El Partido Pirata y el movimiento de Alcaldes e Independientes se presenta a los comicios en forma de coalición. El Partido Pirata, percibido como una agrupación de liberales urbanos jóvenes, se ha unido al movimiento de los Alcaldes, con seguidores en municipios pequeños y con seguidores más conservadores.

Esta coalición se ha convertido es uno de los principales rivales del movimiento ANO. Los analistas sostienen que después de estas elecciones, los piratas checos probablemente se convertirán en el Partido Pirata más exitoso de Europa. El Partido promueve una actitud solidaria hacia la Unión Europea y la necesidad de modernizar y digitalizar el país.

La coalición Spolu (Juntos)

Campaña electoral de SPOLU | Foto: Česká televize,  ČT24

El Partido Cívico Democrático (ODS), el democristiano Partido Popular (KDU-ČSL) y TOP09 son considerados partidos democráticos de derecha con una trayectoria política que se remonta a los años 90 con presencia significativa tras el surgimiento de la República Checa como consecuencia de la partición de Checoslovaquia.

La más grande de estas tres formaciones, el Partido Cívico Democrático (ODS), ha sido uno de los pilares del sistema político del país al lado de la socialdemocracia. En 2013 sufrió una gran derrota en las elecciones que debilitó su presencia, pero ahora está tratando de recuperar su protagonismo y ha escogido participar en los comicios de manera apuntalada.

El Partido Socialdemócrata Checo (ČSSD)

Los líderes del Partido Socialdemócrata Checo | Foto: Česká televize,  ČT24

Después de gobernar en coalición con el movimiento ANO, la popularidad de los socialdemócratas se ha visto fuertemente afectada, a tal punto que las encuestas no le conceden grandes posibilidades para superar el umbral del 5% de los votos necesarios para ingresar a la Cámara de Diputados. Todo parece indicar, que la base de seguidores de este partido se ha reducido considerablemente.

El Partido de la Libertad y Democracia Directa (SPD)

Campaña electoral de SPD | Foto: Česká televize,  ČT24

El Partido de la Libertad y Democracia Directa (SPD) es liderado por el empresario de origen japonés Tomio Okamura. La agrupación fomenta una política antiinmigración y pide el mayor uso posible de elementos de la democracia directa como, por ejemplo, los referendos. Es una de las agrupaciones checas más críticas con la Unión Europea, y busca alianzas con políticos europeos como Matteo Salvini o Marine Le Pen.

El Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSČM)

Campaña electoral de KSČM | Foto: Česká televize,  ČT24

El Partido es el heredero ideológico del Partido Comunista de Checoslovaquia, que gobernó el país de 1948 a 1989. Tiene un núcleo de votantes sólido, lo que le proporciona un apoyo estable que oscila entre un 12% y un15% de los votos. En las últimas elecciones de 2017, los comunistas obtuvieron un 7,76% de los votos, sin embargo, en la Cámara de Diputados a menudo respaldaron a la coalición gubernamental minoritaria y de facto se convirtieron en aliados del gobierno.

El Partido Přísaha (Juramento)

Campaña electoral de Přísaha,  Robert Šlachta | Foto: Kamila Schusterová,  Český rozhlas

El Partido Přísaha (Juramento) acaba de aparecer en el escenario político checo. Su líder es Robert Šlachta, un antiguo oficial del Departamento de lucha contra el crimen organizado. La prioridad absoluta de su programa electoral es la lucha contra la corrupción. El partido es de difícil lectura, no se le puede situar entre las agrupaciones de derecha ni entre las de izquierda. Los analistas tampoco saben a ciencia cierta quiénes serán sus futuros aliados en caso de querer integrar una coalición de Gobierno. Se trata del gran desconocido de estas elecciones generales.

últimos artículos