El turismo tiene un enorme potencial de crecimiento en la RCh

r_2100x1400_radio_praha.png

El turismo tiene en la República Checa un enorme potencial de crecimiento que, no obstante, se ve frenado por unos cincuenta obstáculos. La Central Checa de Turismo presentó en la Feria Internacional "Go", efectuada este fin de semana en la metrópoli morava de Brno, el plan para la paulatina eliminación de esos obstáculos.

Uno de los obstáculos más serios para el crecimiento del turismo es el relacionado con los visados, explica David Gladis, director de la Central Checa de Turismo.

"Esto no significa anular la obligatoriedad de visados sino que facilitar su concesión y hacer más simple el procedimiento burocrático. Se trata en primer lugar de China, Rusia y Canadá, países cuyo potencial de turistas lo estimamos en decenas de millones".

David Gladis advierte que la Central Checa de Turismo quiere prestar especial atención también al comportamiento de revisores y conductores del transporte público para con los extranjeros en Praga.

"Recibimos muchas quejas de los turistas extranjeros respecto a la conducta de los revisores capitalinos. Se desprende de ellas que muchos revisores acechan incluso en lugares con una gran concentración de turistas para multarles. Tal es el caso de las estaciones de tren donde los turistas salen desorientados y sin saber dónde comprar el billete. El revisor que los detiene, no se esfuerza por ayudarles sino que en multarles. En la mayoría de los casos tienen un comportamiento agresivo y no son capaces de comunicarse en ningún idioma".

El director de la Central Checa de Turismo, David Gladis, destaca que en caso de que sean eliminados estos obstáculos, a la República Checa podría venir el doble de turistas, es decir, otros ocho millones. Así, este país ganaría en el turismo anualmente 120 mil millones de coronas, cuatro mil millones de euros, más que en la actualidad.