El tráfico aéreo se reduce un 88 % en el aeropuerto de Praga

Фото: Ондржей Томшу

Las aerolíneas comerciales se encuentran paralizadas o bajo mínimos en gran parte del mundo debido a la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, el aeropuerto de Praga registra un 88 % menos de vuelos de lo habitual.

Foto: Ondřej Tomšů

El aeropuerto Václav Havel de Praga es uno de los más concurridos de Europa, y en condiciones normales, sus pistas se encuentran siempre al límite de su capacidad. Sin embargo, la situación provocada por el coronavirus ha dejado a las aerolíneas comerciales en una situación muy incómoda, con los aviones en tierra y acumulando pérdidas económicas. Tanto es así, que en la última semana de marzo, se registró en el aeropuerto de Praga un descenso del tráfico aéreo del 88 %, según ha informado la empresa Aeropuerto Praga.

Las únicas líneas regulares que siguen funcionando con normalidad en Praga son las que conectan con Minsk y con Sofía. Este descenso de la actividad ha llevado a las autoridades del aeropuerto a limitar el funcionamiento de las instalaciones temporalmente, como parte de las ventanillas de atención al público y los controles de seguridad.

No obstante, el aeropuerto de Praga ha tenido su parte de protagonismo durante la crisis del coronavirus. Hasta aquí han llegado durante estas semanas los vuelos de repatriación de checos que quedaron atrapados en el extranjero, unos 3600 en total. Asimismo, el aeropuerto sirvió para que 900 extranjeros a los que el cierre de fronteras sorprendió en Chequia pudieran volver a su hogar.

Foto: Ondřej Tomšů
En lo que se refiere a la situación económica de las aerolíneas, el Gobierno checo ya comunicó recientemente que se estudia la posibilidad de salvar a Smartwings, compañía ligada a las Aerolíneas Checas. Esta compañía, que ya arrastraba problemas económicos anteriores a la pandemia del coronavirus, ha caído ahora en una situación difícilmente sostenible. De momento, el mayor obstáculo para el Gobierno sería llegar a un acuerdo con el accionista mayoritario, la empresa estatal china CITIC Group.

Por otra parte, las líneas aéreas de transporte han visto incrementado su servicio, ya que la pandemia ha elevado la necesidad de transportar material sanitario a escala internacional. Este tipo de vuelos aumentó en el último mes un 26 % en el aeropuerto de Praga. En ese tiempo, aterrizaron aquí, por ejemplo, 1200 toneladas de material sanitario.

En general, los aeropuertos han sido una de las infraestructuras que más de cerca han vivido los vaivenes de la pandemia de coronavirus, ya que a diario recorren sus pasillos miles de personas. Antes de que el virus se expandiera hasta los niveles actuales, el aeropuerto de Praga fue de los primeros puntos de Chequia que comenzó a colocar carteles de advertencia y a poner a disposición de todos los viajeros gel desinfectante.

De acuerdo con la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, a consecuencia de la pandemia, las aerolíneas podrían perder a nivel global en 2020 más de 100 000 millones de euros.

palabra clave:
audio