El primer paciente checo en probar el medicamento remdesivir ya no necesita ventilación

Фото: Facebook Všeobecné fakultní nemocnice v Praze

El estado del paciente checo con el que se experimentó el medicamento remdesivir ha mejorado en los últimos días. A pesar de que su estado era grave anteriormente, ya no necesita ventilación.

Foto: Facebook Všeobecné fakultní nemocnice v Praze

Desde hace tiempo, la compañía Gilead Sciences cree que su medicamento remdesivir puede ser de gran utilidad para combatir al coronavirus, especialmente en los casos más graves de la enfermedad COVID-19. Por este motivo, la empresa estadounidense lo distribuyó a varios países para experimentar en pacientes.

En Chequia, el único paciente con el que se ha probado hasta el momento es Robert, un hombre de 53 años que era uno de los casos más graves de COVID-19 en el país. Pero tras la aplicación del remdesivir, su estado ha mejorado notablemente y ya no está conectado a la ventilación. No obstante, los doctores advierten que es difícil saber hasta qué punto la mejora responde únicamente a al uso del medicamento.

El Hospital Universitario General de Praga, foto: Michaela Danelová, ČRo
En un vídeo facilitado por el Hospital Universitario General de Praga, donde está ingresado el paciente, el propio Robert habló frente a una cámara para contar cómo se siente y especialmente para agradecer el trabajo de los médicos. Para Robert, lo más destacable es cómo el personal sanitario arriesga su vida para cuidar de los pacientes.

“La gente que trabaja aquí es fantástica, me cuidan constantemente, me preguntan si necesito algo, me tapan si me hace falta, me dan de comer. Realmente son ángeles. Admiro cómo arriesgan su vida trabajando, porque podrían infectarse y también tienen familia en casa”.

El paciente, aunque no está recuperado del todo, ya se comunica con su familia y con los médicos. Según confirmó a la Radio Checa la portavoz del centro hospitalario, Marie Heřmánková, se estudia incluso su traslado a otra planta.

En el vídeo publicado por el hospital, Robert insistió en lo agradecido que estaba por toda la atención recibida y por haber sobrevivido.

“Me gustaría darles las gracias, valoro muchísimo lo que han hecho. No se han rendido y ahora yo me siento feliz de poder estar aquí. Gracias a todos”.

El remdesivir fue elaborado originalmente por la compañía estadounidense Gilead Sciences para luchar contra el ébola. En su desarrollo tuvo un papel destacado el bioquímico checo Tomáš Cihlář, vicepresidente para Virología en Gilead.

Otro medicamento con el que se está experimentando para combatir la enfermedad COVID-19 procede de Japón y se llama favipiravir. Según el Hospital Universitario General de Praga, de esta sustancia también llegarán varias muestras a Chequia para probarlas en pacientes, un acuerdo que podría cerrarse a finales de esta semana.