El Papa viajará a Praga, nuevo sistema para entregar visas y mucha danza

klaus_papez1.jpg

Esta semana queremos destacar que Su Santidad el Papa, Benedicto XVI, confirmó que visitará la República Checa, mientras que el Ministerio de RR.EE. puso en marcha un sistema para la otorgación de visados para 16 países y jóvenes checos participan en concurso sobre conocimientos de América Latina y España.

Václav Klaus y Benedicto XVI, foto: ČTK
El presidente checo, Václav Klaus, viajó a la Santa Sede donde fue recibido por Su Santidad el Papa, Benedicto XVI. El objetivo de la audiencia fue anunciar oficialmente la próxima visita del Santo Padre a Praga.

Según lo acordado, el Sumo Pontífice llegará a Praga el 26 de septiembre, al día siguiente se trasladará a Brno, donde oficiará una misa multitudinaria a la que se espera que acudan unos 150.000 creyentes. La visita a la capital morava será muy especial, ya que será la primera vez que un Papa visite la ciudad. La siguiente escala está llena de simbolismo: el 28 de septiembre, día nacional de la República Checa, Benedicto XVI se desplazará a Stará Boleslav, donde participará en los actos de conmemoración del día de San Venceslao, patrono del país. Tras su entrevista con el Papa, el presidente checo, Václav Klaus, expresó su satisfacción por el hecho de que el máximo representante de la Iglesia católica visite el país en una fecha tan memorable. “Me alegra que con el Papa tuvimos una conversación amplia y sobre temas generales de actualidad, en los que en muchos casos coincidimos. El Papa viajará con un mensaje claro y legible para todos, por lo que ansiosos esperamos su visita”, indicó el mandatario


Jan Kohout, foto: ČTK
El Ministerio de Relaciones Exteriores checo puso en marcha un nuevo sistema para la otorgación de visados. Se trata de un sencillo formulario en Internet que elimina la visita a las misiones diplomáticas o consulados. El sistema busca facilitar los trámites con 16 países, considerados por Praga como problemáticos, entre los que destacan Vietnam y Ucrania.

El Visapoint es un sencillo sistema para solicitar por Internet el visado necesario para trabajar o estudiar en la República Checa, sin necesidad de acudir a la embajada ni presentar papeles. De momento, el proyecto se ha puesto en marcha para los 16 países más problemáticos, entre los que se encuentran Vietnam y Ucrania. Para el ministro de Relaciones Exteriores checo, Jan Kohout, el Visapoint supone un paso adelante. “Se trata de un nuevo sistema totalmente limpio, transparente e imposible de manipular. Limita las posibilidades de que se dé corrupción, no las elimina pero las reduce al mínimo”, afirmó Kohout. Y es que una de las mayores lastras del sistema checo de obtención de visados es la existencia de mafias que hacen de intermediarias entre los solicitantes y la embajada. El mayor escándalo se dio en Vietnam, donde durante un tiempo el Ministerio canceló la expedición de visados, al comprobar que todo el sistema estaba adulterado. Así lo explica el vicepresidente de la Asociación de Vietnamitas de la República Checa, Tran Quang Hung. “Para conseguir el visado, uno tiene que hacerlo a través de las empresas intermediarias, que seleccionan al que paga más, y no al que tiene mayor cualificación profesional. El precio oscila entre 8.000 y 10.000 dólares”, explicó Hung.


Víctor J. Hernández junto a los ganadores, foto: Carlos Ferrer
Jóvenes checos participaron en un interesente concurso sobre conocimientos de América Latina y España organizado por la Asociación Iberoamericana checa. Unos 40 estudiantes de secundaria participaron en el certamen. Su tarea fue responder a las siguientes preguntas ¿A qué lugar de la Península Ibérica o Iberoamérica viajarías? ¿Por qué? ¿Cómo?. Jan Kopecký, presidente de la Asociación nos reveló que la clave del éxito de la edición de este año fue una mayor accesibilidad al tema planteado.

“Porque eso le da la oportunidad de hablar un poco más libre y no es algo muy específico. Porque hicimos un gran error. A estos estudiantes que son, podemos decir, todavía niños, un año tuvimos un tema muy especial, que fue José Martí. Y la respuesta fue muy mala. A esta edad la gente no es un gran especialista para escribir sobre un escritor, que es conocido, pero a los 15 años es un poco difícil. Queremos abrir un poco la puerta para que más gente pueda entrar por ella”, explicó Kopecký. El objetivo del concurso es fomentar el interés de los adolescentes checos en Iberoamérica, en palabras de Kopecký, de mostrarles que hay un mundo ahí fuera. El primer premio fue para Martin Boháček, del instituto Luděk Pik de Pilsen. Admirador de Vargas Llosa, Martin dedicó su trabajo al encuentro cultural entre Europa y Latinoamérica, como nos cuenta. “Mi trabajo es la historia de un joven español cuyos antepasados son de Perú, pero él se siente bastante europeo. Quise destacar lo que me parecía interesante, raro, curioso, gracioso, de la vida latinoamericana, de sus costumbres o lugares de interés. Por ejemplo, cuando llegó a Perú, al aeropuerto, el sistema de transporte de Lima, porque en esta ciudad no hay paradas de autobús, no hay estaciones centrales como aquí en la República Checa”, nos contó Martin. El segundo premio fue para Magdalena Svobodová, del instituto bilingüe Budějovická de Praga. Magdalena rindió un homenaje a un pueblo muy querido, Benalmádena, en el sur de España. “Lo que más me gusta de Benalmádena es que la gente sabía divertirse, sabía vivir, y toda la gente era tan amable y agradable con nosotros. Así que yo viaje allí para un curso de idiomas. Aprendí muchísimo, así que me encantó”, comentó Magdalena.


Y para terminar les comentaremos que en Praga tiene lugar un festival internacional de Danza con la participación de grupos de varios países. Denominado festival Danza Praga, la actividad que celebra su edición número 21 ofrece un viaje por los más nuevo de la danza y el teatro de movimiento contemporáneos. Se cuenta hasta con música urbana, como lo es por ejemplo el hip hop.

Una gran fiesta de danza contemporánea y de teatro de movimiento. Así se puede calificar el festival Danza Praga, que se celebra en la capital checa. A la actividad asisten unos 20 conjuntos de 17 países este año. La edición número 21 la inauguró la compañía de baile francés, Motalvo-Hervieu. En el Teatro Musical de Karlín presentó una obra inspirada en la música de George Gershwin y el ambiente de la sociedad estadounidense de los años 30 del siglo XX. Yvona Kreuzmannová, directora del festival, señaló que estaba contenta de que los franceses aceptaran la invitación. „Los espectáculos del conjunto Montalvo-Hervieu son una gran fuente de inspiración. En este último fueron utilizados diversos estilos y técnicas de danza para expresar importantes temas sociales como el racismo, y todo se combina con la hermosa música de Gershwin”. Otro elenco de renombre que se presentará en el festival Danza Praga es la compañía suiza Drift, que tiene un gran sentido del humor y que mezcla la danza con el teatro. Kreuzmannová destacó asimismo los talleres de baile que forman parte de la actividad y que se componen de obras menores que, no obstante, ofrecen gran variedad de estilos y técnicas de danza. “Habrá un taller de danza brasileño-europeo. Allí se presentará una bailarina brasileña que actúa bajo el nombre de Grupo Tápias. Tiene talento admirable y la forma en que mueve su cuerpo al bailar es envidiable. Interesante es también la pareja de bailarines españoles y su DJ MoPa, con su obra ‘Tus hijos me están jodiendo la vida’, que en forma cómica trata temas educativos”.