El IKEM de Chequia a la cabeza de los trasplantes en Europa

Foto: archivo de IKEM

El Instituto de Medicina Clínica y Experimental de Praga (IKEM) es el centro médico que más trasplantes realizó en 2019 a nivel europeo.

Foto: archivo de IKEM

Foto: archivo de IKEM
IKEM es el mayor centro de trasplantes en la República Checa. Realiza el 70% de todas las operaciones de este tipo que se hacen en el país. Los especialistas trasplantaron en este centro 540 órganos a 486 pacientes el año pasado.

Según recalcó el jefe del Centro de Trasplantes de IKEM, Ondřej Viklický, ninguna otra institución europea especializada en trasplantes de órganos había alcanzado resultados semejantes el año pasado.

El órgano trasplantado con mayor frecuencia es el riñón. Los médicos de IKEM sustituyeron a los pacientes 300 riñones en total el año pasado. Hubo también 150 trasplantes de hígado y 38 de corazón. La mayoría de los órganos para los trasplantes se obtiene en Chequia de donantes muertos, de acuerdo con Eva Pokorná, jefa de la sección de remoción de órganos de IKEM.

Foto: archivo de IKEM
”Un donante típico en la actualidad es una persona de más de 50 años de edad, la media es de 58 años. Y la causa más frecuente de la muerte de la persona, o que llevó a su muerte, es un derrame cerebral o un repentino daño isquémico cerebral”.

Los médicos en Chequia utilizaron para los trasplantes el año pasado órganos de 288 personas muertas, el mayor número de donantes hasta el presente. También gracias a ello fue posible realizar en IKEM un número récord de trasplantes, utilizando los órganos de 155 donantes muertos.

En los trasplantes de hígado, los especialistas de IKEM aprovechan un nuevo sistema, una nueva tecnología de perfusión, que les permite aprovechar incluso hígados que de otra forma no servirían para ser trasplantados al receptor, sostiene Jiří Froněk, jefe de la Clínica de Cirugía de Trasplantes de IKEM.

Foto: archivo de IKEM
“Prácticamente funciona así que al extraer el hígado del cuerpo del donante llevamos el órgano a la sala de operaciones donde lo colocamos en un aparato que lo lava con una solución especial y bajo determinada presión. Simultáneamente la máquina mide los parámetros del órgano a ser trasplantado, que nosotros analizamos sistemáticamente. Después de unas horas sacamos el hígado de la máquina, lo lavamos con otra solución y luego procedemos a trasplantarlo al paciente”.

En toda la República Checa fueron trasplantados el año pasado 865 órganos en total. Además de IKEM, en Praga, los trasplantes se realizan en el hospital Motol de la capital checa, así como en las ciudades de Brno, Olomouc, Pilsen y Hradec Králové.

En la lista de espera para recibir un nuevo órgano figuran actualmente en Chequia unas 1100 personas. Según acotó la especialista de IKEM, Eva Pokorná, alrededor del 60% de los pacientes inscritos en la lista de espera de un nuevo órgano suele obtenerlo en menos de un año.