Disturbios de la ultraderecha, menos ayudas agrícolas europeas y lucha política por la reforma sanitaria

Teatro Nacional de Praga

Enfrentamientos entre la policía y radicales de extrema derecha, la reducción de las ayudas agrarias de Bruselas, el 125 aniversario de la reconstrucción del Teatro Nacional o la polémica reforma sanitaria son algunos de los temas de esta semana del 17 al 21 de noviembre.

Foto: CTK
La semana vino marcada por la celebración el lunes 17 del 19 aniversario del comienzo de la Revolución de Terciopelo, que supuso el fin del régimen comunista y la llegada de la democracia al país.

Aprovechando el valor simbólico de la fecha, tuvieron lugar en el país dos manifestaciones. Una fue en contra de la construcción de un radar antimisiles estadounidense en territorio checo, y tuvo lugar en la Avenida Nacional, donde tradicionalmente se rinde homenaje a los estudiantes golpeados por la policía en 1989.

La otra fue una concentración de neonazis, militantes del ultraderechista Partido Obrero, que tuvo lugar en la ciudad de Litvínov. Los radicales trataron de penetrar en el barrio gitano de Janov, conocido por los problemas de convivencia entre payos y gitanos.

La policía intervino para evitar enfrentamientos y así empezó una batalla entre neonazis y fuerzas del orden que se saldó con 14 heridos y 15 detenidos. La portavoz de la policía, Jarmila Hrubešová, describió así la trifulca.

“Los extremistas corrieron a las colinas adyacentes para entrar en el barrio por el lado opuesto. La policía intentó cercarlos, pero fue difícil, porque los radicales lanzaban cócteles molotov e incluso incendiaron un automóvil policial y tuvieron que intervenir los bomberos”, señaló.


Foto: CTK
Precisamente también el 17 de noviembre se canceló el régimen de visados para la entrada de checos en Estados Unidos. Se trata de un hecho de alto valor simbólico, ya que antes de la caída del comunismo los checos no podían viajar libremente al extranjero.

Uno de los primeros checos en entrar sin visado a Estados Unidos fue el viceprimer ministro para Asuntos Europeos, Alexander Vondra. El político destacó que por fin había desaparecido la última frontera establecida por el régimen comunista que separaba a la República Checa del resto del mundo.

“Este lunes por fin ha desaparecido la gran injusticia. Mientras que los ciudadanos de Austria, Alemania y otros países europeos podían viajar libremente a Estados Unidos, los checos estuvimos obligados durante años a someternos al humillante proceso de obtención de visados”, indicó Vondra.


 Teatro Nacional de Praga
Y del aniversario de la Revolución de Terciopelo pasamos a otro menos político, los 125 años del Teatro Nacional de Praga.

O más exactamente, los 125 años de su reinauguración, que tuvo lugar tras el fuerte incendio que en 1883 redujo a cenizas el edifico original.

Con motivo de las conmemoraciones el teatro fue abierto gratuitamente al público, que pudo acceder a salas normalmente cerradas a las visitas. Además, también se concluyó la primera fase de una amplia restauración de la fachada.

El director del Teatro Nacional, Ondřej Černý, resaltó el gran significado que el edificio tiene para los checos.

”La vinculación entre la tradición y el presente es muy importante. En el pasado tenemos nuestras raíces y ésas nos ayudan a comprender el presente y nos brindan una esperanza para el futuro. El Teatro Nacional es símbolo de la cultura checa, de la identidad de esta nación”, dijo Černý.


Y pasando a asuntos sociales. En la República Checa los padres lo van a tener más fácil. El Gobierno aprobó este miércoles un proyecto de reforma pro-familiar para mejorar las condiciones de trabajo de las familias con niños pequeños.

Entre los cambios propuestos destaca el derecho del padre a recibir una semana de vacaciones pagadas en los primeros dos meses después de nacer su hijo. También se motivará a los empleadores para que ofrezcan más puestos de jornadas parciales y establezcan guarderías infantiles para los hijos de sus empleados.

La reforma supondrá, además, una oportunidad laboral para ciertos grupos sociales, según destacó el autor del proyecto, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas.

“Queremos simplificar la burocracia para la fundación de pequeñas guarderías infantiles y especificar los requisitos de cualificación para su personal. Creemos que puede ser una buena oportunidad laboral para las mujeres mayores, que difícilmente encuentran trabajo, especialmente, en las regiones de alto nivel de desempleo”, recalcó Nečas.


Riad Malki en Praga (Foto: CTK)
La próxima presidencia checa de la Union Europea ha situado al país en una posición de privilegio en las relaciones internacionales. La República Checa he intensificado considerablemente su actividad diplomática.

Precisamente este miércoles llegó a Praga el ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina, Riad Malki, quien se entrevistó con el canciller checo, Karel Schwarzenberg.

Según indicó Schwarzenberg, la República Checa piensa contribuir activamente a la continuación del proceso de paz en Oriente Próximo durante su presidencia europea. Una función para la que el país se encuentra plenamente capacitado.

“Tenemos cierta ventaja porque disfrutamos de relaciones muy buenas con ambas partes, y pensamos aprovecharlo durante nuestra presidencia”.


Y siguiendo con temas europeos, esta semana se aprobó finalmente la reforma de las ayudas agrarias de la Unión Europea. A partir de 2010 se reducirán sensiblemente las subvenciones destinadas a los agricultores europeos. Los checos van a salir especialmente perjudicados.

Y esto es así porque en el caso de las consideradas grandes explotaciones, que reciben más de 300.000 euros anuales, las ayudas bajarán en un 4 por ciento extra. Y precisamente, la República Checa, por su pasado comunista, se caracterizada por basarse en los latifundios. Un aspecto que subrayó el ministro de Agricultura checo, Petr Gandalovič.

“El 90 por ciento de las tierras agrícolas en la República Checa es administrado por grandes fincas, lo que se debe a aspectos históricos, a la transformación de las enormes granjas socialistas en modernas fincas en manos privadas”, explicó Gandalovič.


Ministro de Sanidad checo, Tomáš Julínek (Foto: CTK)
Por último, un tema constante de esta semana ha sido la reforma sanitaria propuesta por el ministro de Sanidad checo, Tomáš Julínek. El miércoles consiguió convencer a sus socios de gobierno, los verdes y los democristianos, para aprobar el paquete de reformas menos polémico.

Aún así, se mostraron en contra los sindicatos sanitarios y el Colegio de Médicos, sin contar con los partidos de la oposición. El responsable de Sanidad del Partido Socialdemócrata, David Rath, criticó de esta manera el proyecto de reforma.

“No es ético hablar de servicios o clientes al referirse al tratamiento médico. Se limita la democracia del sistema sanitario. Se limita el derecho del paciente a los cuidados médicos. Se pone en cuestión el secreto profesional médico. Y por último amenaza la existencia de las clínicas privadas. La cantidad de alegaciones al proyecto es de varios cientos, si contamos los interpuestos por todos los partidos y organizaciones médicas”, criticó Rath.

Este domingo el Consejo de Ministros discutirá el punto más controvertido de la reforma, el referente a las Aseguradoras Médicas. Según la propuesta del Ministerio, los pacientes podrán pagar un extra para recibir una asistencia sanitaria de mejor calidad, entre otras medidas igualmente delicadas.