Después de 38 años se presenta al público el sello checo más valioso

Foto: CTK

Después de 38 años será presentado al público el más valioso sello postal checo. Los interesados podrán apreciar esta joya filatélica en la feria "Coleccionista", que se celebrará este fin de semana en el Palacio Industrial, de Praga.

Foto: CTK
Por última vez, el sello fue expuesto en 1968 en la Exposición Filatélica Mundial, celebrada en Praga. Después de la caída del comunismo en la República Checa fue devuelto a los descendientes del antiguo propietario del Museo Postal, de Praga. Estos vendieron el sello al filatelista checo Ludvík Pytlícek. En el contrato existía una cláusula que prohibía exponerlo durante diez años.

"El sello fue guardado durante todo ese tiempo en una caja fuerte y yo me sentía infeliz porque no podía exponerlo", dijo Ludvík Pytlícek, agregando que desconoce el motivo de la prohibición. Vencido el plazo, no vaciló en exponerlo al público.

El sello, de color verde y el precio original de cuatro coronas, representa una verdadera rareza filatélica, explicó Pytlícek.

Ludvík Pytlícek, foto: CTK
"En 1918 surgió el Estado Checoslovaco independiente y comenzó a emitir nuevos sellos. Pero sus cantidades eran al inicio insuficientes. Por ello se recurrió a la sobrecarga de una serie limitada de antiguos sellos austríacos. Los sellos llevaron la inscripción "Correos Checoslovacos 1919".

De esta serie se ha conservado un único sello, el que posee Ludvík Pytlícek. Además, la sobrecarga está puesta al revés, lo que hace el sello aún más valioso.

El filatelista rechazó revelar el precio que pagó por el sello. Apuntó tan solo que tuvo que vender otros sellos valiosos de sus colecciones para adquirir la correspondiente suma. El sello está asegurado en un banco londinense por 10 millones de coronas, unos 330 mil euros.

Ludvík Pytlícek es miembro del más prestigioso club filatélico del mundo, el Club Monte Carlo de l' Elité de la Philatelie.