Déficit del presupuesto nacional causa polémicas

Vlastimil Tlustý (Foto: CTK)

El ministro de Finanzas, Vlastimil Tlustý, del conservador Partido Cívico Democrático, acusó a su antecesor, el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, de haber presentado un proyecto de presupuesto nacional cuyo déficit ha sido artificialmente reducido.

Vlastimil Tlustý (Foto: CTK)
El nuevo jefe de Finanzas, Vlastimil Tlustý, está decidido a presentar a la Cámara Baja el proyecto del presupuesto nacional elaborado por el Gobierno socialdemócrata, pero con ciertas modificaciones. Esas "modificaciones" se relacionan al déficit del presupuesto. El proyecto del presupuesto nacional del antecesor de Vlastimil Tlustý, el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, cuenta con un déficit de 88 mil millones de coronas, o sea, unos 3 mil millones de euros. Según Tlustý, dicho déficit es irreal.

Las afirmaciones del ministro Tlustý se basan en los resultados de una reciente auditoría. Tlustý calcula que el nivel factible del déficit superará los cien mil millones de coronas, pudiendo alcanzar hasta unos 128 mil millones de coronas, equivalentes a unos 4,5 mil millones de euros. El ministro insistió en que no hay tiempo para otros cambios, debido a que éste debe ser presentado a la Cámara Baja antes de finales del presente mes.

"El proyecto del presupuesto elaborado por el Gobierno socialdemócrata lo definiría como una catástrofe. La República Checa ya este año no cumple el programa de convergencia encaminado hacia una mayor integración de la economía checa en el marco de la Unión Europea y a la pronta introducción del euro. Toda indica que el año próximo estaremos alejándonos más todavía del cumplimiento de los requisitos estipulados por la Unión Europea".

Según Vlastimil Tlustý, su antecesor no ha tomado en consideración ciertos "gastos ocultos", que se desprenderán por ejemplo, de la aplicación del nuevo Código Laboral.

La Socialdemocracia rechaza las críticas del nuevo gabinete conservador al tiempo que acusó al Partido Cívico Democrático de promover una política populista y de haber desatado una campaña encaminada a desacreditar los logros del anterior gobierno socialdemócrata de Jirí Paroubek.