¿Cuándo sabrá la República Checa el nombre de su nuevo presidente?

Václav Klaus y Jaroslav Bures, Foto: CTK

El domingo a medianoche venció el lapso para presentar la lista completa de candidatos a la presidencia de la República Checa. Este miércoles se reunirá el Parlamento checo para elegir al futuro presidente del país. El cargo lo disputarán cuatro candidatos.

Václav Klaus y Jaroslav Bures, Foto: CTK
El presidente de honor del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, el actual presidente del Senado, Petr Pithart, el ex ministro socialdemócrata, Jaroslav Bures, y el candidato de los comunistas, Miroslav Krízenecký, tratarán de conseguir la mayoría de los votos en la primera vuelta de la votación presidencial indirecta. Los escépticos están convencidos de que la primera elección no arrojará ganador absoluto, con lo que no está de acuerdo el candidato Václav Klaus.

"Puede ser que la elección del 15 de enero nos sorprenderá a todos y a horas de la noche este país conocerá el nombre de su nuevo presidente", opina Klaus.

Este miércoles, a las nueve de la mañana, tiempo universal coordinado, se reunirán en una sesión común los 200 diputados y los 81 senadores checos para votar por el sucesor de Václav Havel. Para que el presidente sea elegido ya en la primera ronda, el ganador debería obtener la mayoría de los votos en ambas Cámaras del Parlamento, a saber, por lo menos 101 votos de los diputados y 41 votos de los senadores.

Václav Havel, Foto: CTK
De no ser así, se efectuaría inmediatamente después la segunda ronda a la que pasarán el o los candidatos que recibirán el mayor número de votos en la Cámara de Diputados y en el Senado.

En la segunda votación el ganador debe obtener la mayoría de los votos tanto de todos los diputados como de todos los senadores presentes. En caso de que ni el segundo turno arroje un ganador se celebrará la tercera vuelta en la que los diputados y los senadores votarán por primera vez en conjunto. Los candidatos serían los mismos y necesitarán la mayoría absoluta de los votos de todos los parlamentarios presentes.

En caso de que tampoco la tercera ronda ofreciera el nombre del futuro presidente de la República todo el proceso empezaría desde el principio, con la posibilidad de presentar nuevos candidatos. Para su nominación es suficiente recoger firmas de diez diputados o senadores. Así podría aparecer en la lucha por la presidencia del Estado el ex líder del Partido Socialdemócrata Milos Zeman.

El próximo 3 de febrero expirará el mandato del actual presidente checo, Václav Havel. Según la Constitución, entre cada una de las vueltas de la elección presidencial pueden pasar hasta dos semanas.