Crisis, muchas palabras, satélites y tango

Miguel di Genova, foto: Daniel Ordóñez

La crisis económica golpea a la mayor empresa siderúrgica checa, Praga se llenó de palabras en español en el Día E. Los científicos checos participarán en la construcción de satélites europeos y la banda ‘Otros Aires’ deleitó con su tango moderno.

Por lo visto nadie se escapa de la crisis. La mayor empresa siderúrgica del país, Arcelor Mitall Ostrava, está pidiendo un salvavidas al Gobierno. La Junta directiva de la compañía envió un carta al primer ministro Jan Fischer pidiendo ayuda para pagar los sueldos de cientos de trabajadores. En caso contrario podría estallar una ola de despidos masivos.

Los ejecutivos de la empresa, con más de 6.000 empleados, aseguran que debido a las consecuencias de la crisis han reducido su producción por lo que no están en condiciones de pagar los sueldos de todos sus trabajadores. Věra Breiová, portavoz de Arcelor Mitall Ostrava, dijo a la Televisión checa que más que ayuda esperan cooperación por parte del oficialismo. “Debo decir que no se trata de una simple solicitud de ayuda, es más bien una propuesta de cooperación para evitar así el despido de un número elevado de empleados, tal como lo exige la presente situación económica”, subrayó Breiová. El primer ministro Jan Fischer anunció que había entregado la solicitud de Arcelor Mitall Ostrava a los Ministerios de Industria y Trabajo para que analicen el caso y que espera respuesta en el lapso de una semana. Los ejecutivos del gigante siderúrgico alegan que no están pidiendo nada que no se haya hecho ya en Europa. Argumentan que el sector siderúrgico ha recibido importantes ayudas del Estado en países como España, Francia y Alemania, al tiempo que subrayan que la crisis del acero afectará a diferentes ramas de la industria del país. De acuerdo con informaciones de la Televisión pública, la empresa Arcelor Mitall Ostrava, registró el año pasado ganancias por más de un millón de euros. La portavoz de la empresa, Věra Breiová, indicó que se trata de recursos de los accionistas por lo que no pueden emplearse para paliar esta fase de la crisis.


Lluvia de palabras
En Praga, al igual que en las demás ciudades del mundo con Instituto Cervantes, se celebró el Día E. Una actividad muy particular para rendir un homenaje al idioma español.

A la hora de escoger sus palabras españolas preferidas, los checos se han decantado por ‘fiesta’, ‘zanahoria’ y ‘saltamontes’. Como el resto del mundo, también los estudiantes de español de la República Checa votaron por sus palabras favoritas a través de Internet e incluso tuvieron la oportunidad de ilustrar su elección con un vídeo. De hecho la palabra fue el protagonista principal del Día del Español, el Día E. Palabras cubrían por fuera y por dentro el Instituto Cervantes de Praga el sábado de la celebración, y el disparo de salida lo marcó precisamente una espectacular lluvia de palabras inscritas en papeles de colores. Previamente, un grupo de voluntarios había estado repartiendo por la ciudad pequeñas dosis de vocabulario, como nos explica el director del Instituto Cervantes de Praga, Pedro Moya. “Han llegado esta mañana temprano y con su presencia llamativa de las camisetas con el Día del Español se han repartido por el centro de Praga. Se les ha entregado folletos con las actividades de hoy y se le ha regalado a cada transeúnte unos imanes. Cada uno contiene una palabra, que son las palabras que se encuentran aquí en la fachada. Se han repartido miles de imanes por las calles y se les ha invitado al acto de esta mañana”, nos contó Moya. Una de las actividades más destacadas de la jornada fue la presentación de una original clase cero de español, que por la asistencia masiva de público tuvo que celebrarse en la sala de exposiciones del edificio. Moya nos resume los objetivos de este punto del programa. “Lo que se pretende es, de una manera muy extractada, ofrecer, enseñar y aproximar a la sociedad de aquí de la República Checa y de Praga lo primerísimo que se debe enseñar en español para una persona que no sepa absolutamente nada. Se les va a dotar en quince minutos de algunos elementos de lo que es importante de la lengua y de la actitud que deben tener ante ella”, subrayó.


Científicos checos podrán muy pronto participar de lleno en los programas de EUMETSAT. Resulta que la República Checa pasó de asociada a ser país miembro.

El ministro del Medio Ambiente checo, Ladislav Miko, y el director general de EUMETSAT, Lars Prahm, firmaron este lunes el acuerdo sobre el ingreso de la República Checa el 1 de enero de 2010. A partir de esa fecha, el país podrá participar también en los debates sobre la futura orientación del ente, según explicó el ministro checo. “A diferencia de nuestro estatuto anterior como miembro asociado, a partir del próximo año tendremos pleno derecho de influir en el funcionamiento de EUMETSAT, es decir, tomar parte en las decisiones sobre sus actividades. Además, es muy importante que nuestros empleados puedan trabajar en dicha organización y participar directamente en su desarrollo”, dijo Miko. Martin Setvák, del Instituto Hidrometeorológico Checo, concretó el posible aporte por parte de las empresas checas en el desarrollo de los satélites. “Suponemos que se tratará, sobre todo, de empresas de software que podrían incorporarse en el desarrollo de los futuros algoritmos para la elaboración de los datos conseguidos por los satélites. Recién se está iniciando el proyecto de elaboración de datos de los llamados meteosates de tercera generación, que se pondrán en marcha entre los años 2015 y 2017. Creo que las empresas checas podrían imponerse, sobre todo, en este campo”, señaló. EUMETSAT cuenta en la actualidad con 23 países miembros y siete países asociados. La organización dispone de cuatro satélites geoestacionarios, un satélite orbital polar y un satélite oceánico. Los datos adquiridos por estos aparatos sirven para el pronóstico del tiempo y el monitoreo del clima mundial.


Miguel di Genova, foto: Daniel Ordóñez
El tango de nuestros días o la evolución del tango. Parece que eso y mucho más es ‘Otros Aires’, la banda argentina que cautivó a miles de personas en el festival Tango Alquimia de Praga.

¿Cómo sería el tango hoy día? En la mestiza Barcelona, Miguel di Genova se hizo esa pregunta sobre una música que permanecía por mucho tiempo parada, saboreando un rico y glorioso pasado. Era el nacimiento de ‘Otros Aires’, tango electrónico, con un pie puesto en el ayer y otro en el mañana del género. Otros aires tangueros para nuevos seguidores, y que también se ha ganado el respeto y aceptación de parte del público de siempre, como explica di Genova, líder del trío argentino. “Este tipo de fusión lo que hace es que viene gente con otros oídos. Por suerte, al mundo del baile del tango le gustó lo que hacemos, que eso es lo que hace que nos movamos en festivales de tango, pero que también sea para otro tipo de gente. Gente que pueda ver un espectáculo de tango que sea moderno, pero que tenga sustancia, que esté agarrado a las raíces y que asimismo tenga otras cosas para ver como los audiovisuales y demás”. Una pantalla tras el escenario hace que el espectáculo de ‘Otros Aires’ sea no solo musical. Los videos que realizó el director argentino Santiago Saponi interactúan con la banda como un elemento más, como continúa contando Miguel di Genova. “Qué está antes y que está después es medio difícil saber porque en realidad son las dos cosas que se fueron haciendo al mismo tiempo. Y hay muchas de esas cosas… aparece Carlos Gardel cantando. No llegan a ser duetos pero son como apariciones y cosas que tienen que ver con el show”.