Crece el número de los que practican la equitación

r_2100x1400_radio_praha.png

A caballo se puede experimentar la mejor de las visiones que pueden tenerse del mundo, dicen los que practican la equitación en la República Checa. Sus palabras se ven confirmadas por centenares de ciudadanos checos con ganas de aprender a montar a caballo. Los cursos de equitación están llenos y los propietarios de las cuadras viven sus mejores tiempos. Zdenek Benes se dedica a esta afición desde la niòez y junto con su padre es dueòo, en Praga, de un club escuela de equitación.

?Aumenta últimamente el interés por sus cursos de equitación?

"Sí, sin lugar a dudas. Nunca hemos tenido problemas con llenar nuestros cursos pero en los últimos cinco aòos es una verdadera avalancha los que quieren aprender a montar a caballo. Los cursos ya están vendidos medio aòo antes. Es sobre todo la jóven generación la que muestra mayor interés, pero últimamente crece el número de gente mayor que se ha aficionado a la equitación. En la mayoría de los casos se trata de empresarios pequeòos y medianos para los que es una forma ideal de relajamiento".

El seòor Benes agrega, no obstante, que en sus cursos hay personas de todas las edades, mencionando el ejemplo de un hombre que empezó a montar a caballo a sus 60 aòos y lo hizo hasta sus 75 aòos.

?Quién tiene mayor interés por la equitación, hombres o mujeres?

"En cuánto a la juventud, en el 90 por ciento de los casos, las mujeres, lo que me parece paradójico pues aunque la equitación es un deporte de destreza, el trabajo vinculado con él, tal como el cuidado del caballo y el mantenimiento de las caballerizas, requiere un gran esfuerzo físico. Pienso que es así porque los muchachos son más cómodos que las chicas y además prefieren más las actividades relacionadas con el motorismo".

La equitación se puso muy de moda principalmente en las grandes ciudades...

"No, no es verdad, no solamente se puso de moda en las grandes ciudades. Aumenta el interés por este deporte en general y no sólo en este país sino en todo el mundo. ?Y la razón? Es simple, en la época en que se acentúa excesivamente la técnica, la gente vuelve a la naturaleza y busca el contacto con los animales. Cuando la maestra de mi hija de nueve aòos preguntó a los niòos quién vio en vivo una cabra, un caballo o una vaca, solo respondieron tres afirmativamente".

El seòor Benes dice que lo más hermoso en este deporte es la unidad entre el caballo y el jinete; los dos sienten el latido del corazón, los músculos tensados y el estado de ánimo del otro. Si cooperan, su paseo se convierte en un verdadero concierto de almas unidas. Zdenek Benes subraya asimismo que es un deporte que cada vez depara algo nuevo a quien lo practica, ya que por muy adiestrado que esté el caballo, siempre será un esclavo de sus reflejos.

?A quién recomendaría la equitación?

"A todos, la equitación no es un deporte reservado exclusivamente a las personas con talento o físicamente fuertes. Además, es uno de los pocos deportes en el que se activan todos los músculos y el sistema nervioso, por lo que es muy sano. Con excepción de los epilépticos y alérgicos, se recomienda a las personas con problemas de salud, sobre todo a las que han sufrido infarto o fractura de la espina dorsal".

?Y ustedes, estimados oyentes? ?Qué opinan sobre este deporte?