Cráneo de carbón y pelotas de golf de los dioses

Photo: Lysippos, Creative Commons 3.0

Nos hechizan los enigmas y nos atraen objetos misteriosos cuyo origen es difícil de explicar. Les hablaremos de dos de esos objetos: el misterioso cráneo de carbón y las llamadas "pelotas de golf de los dioses". Estos enigmáticos objetos fueron hallados en la cuenca carbonífera de Bohemia del Norte.

Foto: Lysippos, Creative Commons 3.0
En la Era Terciaria se extendían al pie de los Montes Metálicos, en la parte noroccidental de la actual Bohemia, extensos pantanos con exuberantes plantas y bosques tropicales. De las plantas y troncos caídos al agua y cubiertos por barro se formó al cabo de millones de años el carbón denominado lignito. Así se crearon los yacimientos de la cuenca carbonífera de Bohemia del Norte.

Los Montes Metálicos al pie de los cuales se extiende dicha cuenca, se alzan en la frontera checo - alemana. En la pequeña ciudad de Freiberg, del lado alemán de la sierra, donde fue fundada a mediados del siglo 18 una de las primeras academias mineras en Europa, poseen en las colecciones del Instituto de Geología una pieza muy peculiar: un cráneo de carbón que parece un cráneo humano.

El extraño objeto habría sido hallado a principios del siglo 18 en una de las minas del lado checo de los Montes Metálicos y el hallazgo fue adquirido por el farmaceútico Löschner de la ciudad de Freiberg del que obtuvo el cráneo una compañía minera del lado alemán.

Foto: Archivo de ČRo7
Recientemente apareció una nueva versión según la cual el enigmático cráneo fue confeccionado por un farmaceútico de la ciudad checa de Duchcov a partir de carbón molido y resina. El extraño objeto fue adquirido, supuestamente, por un hombre de Freiberg.

Entretanto, los especialistas están perplejos ante el cráneo de carbón. Consideran inimaginable que pudiera tratarse del resto de nuestro antepasado de 50 millones de antigüedad. Por otro lado, todavía no se ha comprobado que se trate de una pieza artificial.

Con la cuenca carbonífera de Bohemia del Norte está relacionado otro enigma: extraños objetos esféricos denominados "pelotas de golf de los dioses". Se trata de esferas cuyo tamaño oscila desde varios milímetros hasta 15 centímetros que forman conjuntos. Excepcionalmente presentan la forma de una lente. Son tan duras que no pueden ser cortadas con materiales corrientes. Además, las pelotas supuestamente irradian una extraordinaria energía positiva que tiene efectos curativos.

Las enigmáticas pelotas fueron descubiertas hace diez años por el jefe de una excavadora de carbón, en una mina al aire libre, cerca de la ciudad de Bílina, en una superficie de 10 por 10 metros. El geólogo de las minas de Bílina opina que se trata de piezas de origen natural de dos millones de antigüedad.

En aquel entonces corría entre los Montes Metálicos y la sierra de Bohemia Central un caudaloso río cuya corriente arrastraba granos de piedra arenisca y materiales orgánicos. En algunos lugares se depositaban, formando un material tan duro como ágata que puede ser cortada sólo con una sierra de diamante.

Los objetos esféricos llegaron con el tiempo a una profundidad de entre 100 y 150 metros. Las excavadoras de carbón retiraron la capa superficial de la tierra y pusieron al descubierto los aluviones arenosos del río prehistórico que contienen las esferas denominadas "pelotas de golf de dioses". Un yacimiento parecido se halla sólo en una mina abandonada en la República Surafricana.