Contacto

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

Nos reunimos una vez más en el año 2008 para leer las cartas y los mensajes electrónicos que llegan a la Redacción Iberoamericana de los oyentes hispanohablantes.

Foto: CzechTourism
“Esta será mi última carta del año 2008. Con ella van mis deseos para que el año 2009 sea para ustedes y para todos mejor que éste que dejamos atrás, ojalá que el futuro esté lleno de paz y sin guerras para conseguir un mundo feliz”.

El autor de estas líneas es nuestro fiel oyente Salvador Lavín Carral, de Orejo, España, a quien le agradecemos cordialmente sus felicitaciones con el año nuevo y le deseamos también que el 2009 esté lleno de alegrías y de programas interesantes de Radio Praga.

Otras felicitaciones amables nos llegaron de Gabrielli Dario, de Cadoneghe, Italia, José Pedro Turner, de Gondomar, Portugal, Mario Fermoselle, de La Plata, Argentina, y Antonio Salas, de Carora, Venezuela, entre muchos otros.

Gracias, estimados amigos, por sus deseos. Esperamos que se cumplan todos y que sigamos contando con su compañía a pesar de los obstáculos que enfrentan las emisoras de onda corta, según apunta en su e-mail Juan Franco Crespo, de Valls, España:

“Cada día tenemos menos emisoras en el dial, pero sorprendentemente, en un tiempo en que las interferencias provocadas son un símbolo del pasado, el ruido está invadiendo muchas de las bandas y no siempre hay buena sintonía para las frecuencias. A veces las portadoras de los nuevos servicios radiales enmudecen márgenes completos de las bandas”.

Así nos escribió Juan informándonos además sobre la exposición con motivo del 75 aniversario de Radio Linares, que fue todo un éxito: “La decena de las QSL de Radio Praga tuvieron un gran impacto”.

Continuamos con el Contacto de Radio Praga. De las interferencias se queja en su mensaje electrónico otro oyente español, Tomás Méndez, de Prat de Llobregat, indicando que la señal es inestable con bastantes altibajos en el horario a partir de las 15 horas UTC tanto en la frecuencia de los 11 600 kHz, como en la de los 13 580 kHz.

“Afortunadamente como segunda opción tenemos la web de la emisora y los archivos de audio, eso sí, pero como digo es la segunda opción complementaria, mi preferencia es la radio”, escribe Tomás.

Por el contrario, muy contento con la señal se puso Adalberto Marqués de Azevedo, de Barbacena, Brasil, quien nos envió su primer informe de recepción.

En Valparaíso, Chile, escucha las emisiones de Radio Praga Andrea Karina a la que le llamó la atención el espacio Cultura en el que hablamos sobre cómo celebraron la Navidad los mexicanos residentes en Praga.

Además, la oyente chilena confiesa que le encanta la República Checa y que le gustaría disfrutar de su invierno porque el “calor en Chile le sofoca demasiado y la vuelve algo zonza”.

Le deseamos, Andrea Karina, que se le cumpla su deseo de visitar la República Checa y que disfrute de un invierno con mucho frío y mucha nieve.

A Yolanda Sanabria Roa, de Colombia, le deseamos que logre reestablecer contacto con su viejo amigo Héctor Oguich, de Bahía Blanca, Argentina, a quien le perdió rastro hace ya bastante tiempo y volvió a encontrarlo en nuestra página web. Es que Héctor Oguich es un asiduo oyente de Radio Praga.

Y con este mensaje nos despedimos por hoy. Les agradecemos, estimados oyentes, sus misivas que nos enviaron a lo largo de todo el año 2008, y esperamos que conquistemos su atención también en el 2009.

Nuestra dirección sigue siendo la misma: Radio Praga, Redacción Iberoamericana, CP 120 99, Praga, República Checa...

...y cr@radio.cz

¡Hasta otro contacto!