Comportamiento del Mercurio

r_2100x1400_radio_praha.png

Polvo de grafito, tela, encausto y tubos contenedores de mercurio sobre lino, son algunos de los materiales utilizados por el artista plástico mexicano, Emilio Said, para la creación de sus obras. Hasta el 15 de marzo, varios de sus trabajos se presentan al público checo en la exposición 'Comportamiento del Mercurio'.

La colección de Emilio Said fue concebida como una muestra itinerante que visitará diversas ciudades del Viejo Continente, sin embargo, según explica, 'Praga es una de las escalas más importantes' de ese recorrido, ya que es un gran admirador del arte checo. En el marco de esta gira por Europa, la muestra se presentó también en Berlín, Hamburgo y Varsovia.

Sin duda existen diferencias entre el público londinense y el mexicano o entre checos y españoles, dicen algunos críticos de arte, explicando una de las razones por las que Said envió su muestra al mundo. 'Comportamiento del Mercurio' ofrece miles de lecturas y, según las palabras de Said, 'será interesante descubrir cómo los visitantes interpretan mis trabajos de acuerdo al contexto en el que se encuentren'.

Comportamiento del Mercurio' es una de las principales colecciones de arte mexicano contemporáneo presentadas en la República Checa después de la muestra de cuadros del pintor Santos Balmori, expuestos hace dos años en la ciudad checa de Brno.

Quienes han visto la exposición de Said en Praga coinciden en que su indudable calidad artística enriquecerá la percepción que tiene el pueblo checo acerca del arte contemporáneo de México. Uno de los aspectos que ha destacado la prensa checa de la muestra de Emilio Said, es el hecho de que sea el mercurio, un material inmoldeable y escurridizo, el instrumento principal para la elaboración de sus trabajos.

Los grandes lienzos, que inspiraron a Said para elaborar la muestra, pueden parecer simples cuadros negros ante los ojos del visitante, sin embargo, al acercarse quedan al descubierto detalles blancos que contrastan con el grafito de la superficie. Junto a esos lienzos, el autor colocó varios tubos de vidrio y en ellos introdujo mercurio.

Según la experta checa en temas culturales, Marketa Horesovská, la muestra de Emilio Said, 'Comportamiento del Mercurio', resulta novedosa para los checos ya que no es mucho lo que saben acerca de los artistas mexicanos de hoy. "Ultimamente los checos han podido conocer más acerca del arte y la cultura del México contemporáneo, principalmente a través del cine", explica Horesovská, que, sin embargo, coincide con los demás críticos checos en que el arte mexicano contemporáneo, 'sigue siendo una incógnita para el público checo'.