Ciudadanos del barrio capitalino de Karlín vuelven a sus casas

Barrio capitalino de Karlín, Foto: CTK

Los vecinos del barrio Karlín, en Praga, comienzan a volver a sus hogares después de las inundaciones del pasado mes de agosto. Sin embargo, el barrio ya no es lo mismo de antes.

El barrio Karlín vivió el mes pasado momentos muy dramáticos. La zona, que en los últimos años registró amplias reconstrucciones, fue seriamente afectada por las riadas. En el barrio cayeron durante las inundaciones tres edificios y otros dos serán pronto derrumbados. La estática de muchas construcciones fue seriamente afectada. Se estima que en total será necesario demoler unos 30 edificios.

Barrio capitalino de Karlín, Foto: CTK
En Karlín terminó el domingo el llamado régimen libre de transporte que permitió el pasado fin de semana la entrada de automóviles. A partir del lunes será posible a los que dispongan de un permiso especial.

Josef Nosek, el alcalde de la zona donde se encuentra el barrio, anunció que continúan las revisiones de los edificios. Los expertos dividieron Karlín en tres zonas, dependiendo de la gravedad de los daños. Josef Nosek agregó que algunas de las construcciones fueron conectadas a las redes de gas y electricidad.

Además, se prevé que la línea C del metro capitalino será puesta en funcionamiento antes de la cumbre de la OTAN, a celebrarse en noviembre en Praga, afirmó la portavoz de la Empresa de Transporte Urbano, Michaela Kucharová.

"La línea C es prioritaria desde el punto de vista del funcionamiento del transporte urbano durante la cumbre de la Alianza Noratlántica. Continúan intensamente los trabajos por bombear los restos de agua y eliminar los deshechos que quedaron en los túneles y en las estaciones del metro", adelantó la portavoz.

Se estima que los daños causados por la riada en el metro capitalino alcanzarán los 65 millones de euros, afirmó Michaela Kucharová. Todas las líneas del metro deberían entrar en funcionamiento el año entrante.