Chequia vuelve al confinamiento para frenar la embestida del coronavirus

Foto: ČTK / Kateřina Šulová

El Gobierno checo ha decretado el cierre de todos los comercios de productos no esenciales, y restringido la movilidad de personas por dos semanas a partir de este jueves. La medida busca reducir el desenfrenado avance del coronavirus en el país.

Andrej Babiš, foto: ČTK / Vít Šimánek

El número de contagios de coronavirus sigue creciendo en Chequia. El nuevo récord diario rozó las 15 000 personas positivas este miércoles, por lo que el Gobierno optó por aplicar medidas drásticas.

Al justificar las nuevas restricciones, el primer ministro, Andrej Babiš, se disculpó ante la población por la dureza de las medidas.

“Las medidas aplicadas hace varias semanas no han funcionado. Pido disculpas por las nuevas restricciones que complican la vida de los empresarios, ciudadanos y trabajadores. Me disculpo porque en el pasado descarté semejante eventualidad, simplemente no podía imaginarme que pudiera ocurrir“.

Roman Prymula, foto: Archivo de la Oficina de Gobierno de la República Checa

Las nuevas medidas regirán hasta el próximo 3 de noviembre y podrán aplicarse otras, según evolucione la pandemia.

El ministro de Salud, Roman Prymula, la cabeza visible de la lucha contra el COVID-19 en Chequia, precisó que las restricciones incluyen una serie de excepciones necesarias para el funcionamiento de la sociedad.

“Las excepciones corresponden a las tiendas de alimentos, ventas de carburantes, productos higiénicos, cosméticos, farmacias y talleres de reparación de vehículos“.

Foto ilustrativa: Alexandru Manole, Pixabay / CC0

La limitación de la movilidad de personas significa que los ciudadanos no podrán salir de sus casas excepto para ir a trabajar, hacer compras de productos básicos, acudir al médico o visitar a familiares.

Se permite salir a los parques y bosques, pero en un máximo de dos personas y deben ser de la misma familia, se puede acompaňar a una persona cercana al hospital, ir al veterinario o realizar una gestión urgente en una institución pública.

Jan Hamáček, foto: Archivo de la Oficina de Gobierno de la República Checa

El viceprimer ministro, Jan Hamáček, quien el día del anuncio de las nuevas restricciones dio positivo en el test de coronavirus, dijo que no creía que la crisis se supere en dos semanas.

“No puedo imaginarme que esta situación la tengamos controlada en dos semanas, se trata de algo muy serio y las cifras han vuelto a dispararse. Creo que el Gobierno pedirá la prolongación del estado de emergencia“.

El aumento diario de nuevos casos de coronavirus en la República Checa se incrementó nuevamente. El miércoles los laboratorios detectaron 14 968 contagios, unos 3000 más que el martes.

Foto: ČTK / Ondřej Deml

Desde el inicio de la pandemia, en la República Checa se contagiaron 208 915 personas, ahora hay alrededor de 124 000 infectados act

ivos, 1739 pacientes han fallecido de COVID-19, y en lo que va de la semana se confirmaron 253 decesos. El número de hospitalizados supera los 4400, con 657 personas en estado grave.

Chequia tiene en este momento el mayor número de casos de contagio de coronavirus per cápita a nivel de la Unión Europea.

palabra clave:
audio