Chequia se ofrece centro de operaciones para los inversores chinos en Europa

Bohuslav Sobotka (Foto: Archiv des Regierungsamtes der Tschechischen Republik)

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, anunció que tratará que el país se convierta en una puerta de entrada para los inversores chinos en Europa. En su opinión Praga podría funcionar como nudo de comunicaciones entre China y la Unión Europea, y además servir de entorno para la sede de las principales instituciones financieras del país asiático.

Bohuslav Sobotka, foto: Archivo de la Oficina del Gobierno Checo
"Nos gustaría que la República Checa se convirtiera, gracias a su posición geográfica, en un centro de comunicaciones. Estamos preparados para contribuir a los proyectos de infraestructuras de transportes relacionados con la Nueva Ruta de la Seda", anunció el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, durante el seminario sobre relaciones checo-chinas que tuvo lugar este martes en el Senado.

En este sentido, el mandatario mencionó la línea aérea directa entre Praga y Pekín inaugurada el año pasado, y la línea Praga-Shangái, que se espera comience este año. Sobotka aseguró además que ya se han iniciado conversaciones para el establecimiento de una tercera conexión aérea.

El primer ministro checo anunció por otro lado que en sus planes está el conseguir que Praga sea sede de las instituciones financieras chinas, un camino iniciado el año pasado con la apertura en la capital checa de la sede europea del Bank of China.

Foto: MarekV, Wikimedia CC BY-SA 3.0
Solo el año pasado las empresas chinas compraron o anunciaron la adquisición de participaciones en empresas checas por valor de 370 millones de euros. Entre las operaciones chinas en la República Checa destacan la compra de la mitad del equipo de fútbol Slavia de Praga, la mitad de la compañia aérea Travel Service, la mayoría de las acciones de la cervecera Lobkowicz y adquisiciones en el sector de los medios de comunicación.

En los próximos cinco años China desearía invertir más de mil millones de dólares en el país, aseguran los expertos consultados por la Televisión Checa. Aun así en el marco europeo el mayor receptor de inversiones chinas sigue siendo Hungría, donde de momento las empresas chinas han desembolsado 3.500 millones de dólares. En dos años China construirá un ferrocarril de alta velocidad entre Budapest y Belgrado, lo que acortará el trayecto de ocho a tres horas.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio