Chequia desconoce si la NSA espió a sus políticos

Foto: Mateusz Stachowski / Stock.XCHNG

El primer ministro Jiří Rusnok aseguró que no tiene información alguna de que EE.UU. pinchara los teléfonos de los políticos checos. No obstante, pedirá reportes a los Servicios de Inteligencia nacionales y mantendrá consultas con los aliados de Chequia.

Foto: Kristýna Maková
El escándalo de las escuchas telefónicas llevadas a cabo por la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA) preocupa a los aliados en el viejo continente.

En Alemania, Francia y España la tensión es enorme, ya que supuestamente la NSA interceptó millones de llamadas de ciudadanos comunes y corrientes además de los teléfonos de 35 líderes mundiales, incluida la canciller de Alemania, Angela Merkel.

El primer ministro Jiří Rusnok subrayó que no dispone de informaciones de que los políticos checos hayan sido espiados por la NSA y que Chequia está a la espera de noticias tras las reuniones que mantendrán Alemania y Francia con EE.UU.

Jiří Rusnok, foto: Alžběta Švarcová, Archivo de ČRo
“Estimo que recibiremos informaciones después de las deliberaciones de nuestros aliados de Alemania y Francia y eventualmente de otros países. En este momento la República Checa no desarrolla ninguna actividad por su cuenta”.

El primer ministro Rusnok se sumó a los demás jefes de Gobierno de los Veintiocho que destacaron que las relaciones entre Europa y EE.UU. son sumamente importantes, y recordó que se esperan deliberaciones sobre acuerdos mutuos de libre comercio.

El Consejo Europeo determinó que deben establecerse reglas concretas sobre la cooperación de los Servicios de Inteligencia de Europa y EE.UU. tal y como indicara el embajador checo ante la Unión Europea, Martin Povejšil.

De acuerdo con el diplomático en la decisión del Consejo Europeo se constata que las relaciones entre Europa y EE.UU. son importantes y que los estados europeos están interesados en ampliar estas relaciones, pero que es importante que se apoyen en el respeto y confianza mutuas, aseguró el embajador.

El escándalo de las escuchas telefónicas por parte de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. ha afectado la confianza entre los aliados americanos y europeos, por lo que se espera que las reuniones entre Washington, París y Berlín ayuden a reanudar las buenas relaciones entre el viejo continente y EE.UU.