Checos podrán viajar a EE.UU. sin visa

Václav Klaus

Las recientes elecciones regionales representaron un duro golpe para el oficialismo. La oposición arrasó por completo y ganó todo. El triunfo de la oposición fue comentado por el propio presidente de la República, Václav Klaus, quien fue uno de los co-fundadores del perdedor Partido Cívico Democrático.

Las recientes elecciones regionales representaron un duro golpe para el oficialismo. La oposición arrasó por completo y ganó todo. El triunfo de la oposición fue comentado por el propio presidente de la República, Václav Klaus, quien fue uno de los co-fundadores del perdedor Partido Cívico Democrático.

Klaus confirmó que las elecciones regionales respetaron los principios de libertad y democracia y transcurrieron con plena regularidad. El presidente señaló también que los resultados de los comicios son una clara señal de lo que desean los electores. “Uno de los principales mensajes que, en mi opinión, se desprenden de los resultados de los comicios, es que los electores desean un cambio”, dijo Klaus. Además de ser el primer mandatario del país, Klaus es presidente honorífico del Partido Cívico Democrático. Y cree que los más afectados por el deseo de los electores de un cambio, son los gobernadores regionales de su partido que no han conseguido el número suficiente de votos y tendrán que abandonar sus cargos. El primer ministro y líder del gubernamental Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, responsabilizó a los gobernadores regionales del fracaso de esa formación política en las trece regiones del país. Klaus considera que los partidos del Gobierno deberían analizar detalladamente los motivos de su derrota y luego sacar las conclusiones. “El elector ha dado su opinión y lo único que yo desearía agregar es que espero y confío en que los políticos escucharon con atención y sabrán reaccionar a la voz del pueblo”, sostuvo Klaus.


Las relaciones entre Washington y Praga son excelentes desde la derrota del comunismo en 1989. Los estadounidenses respaldaron a las fuerzas democráticas que lucharon contra el comunismo y ahora los checos son firmes aliados. Muestra de ello es el anuncio de que ya este año se anularán las visas para los viajeros checos que deseen visitar EE.UU., así lo adelantó el presidente George Bush.

Se espera que el régimen de visados unilateral entre ambos países que sólo afecta a los checos, podría ser anulado el próximo 17 de noviembre. Se trata de una fecha simbólica: ese día comenzó la Revolución de Terciopelo que en 1989 llevó al derrumbe del comunismo en Checoslovaquia. La fecha coincide así con la idea de que la eliminación de visados romperá con los últimos restos de la Cortina de Hierro. Sin embargo, el embajador checo en Washington, Petr Kolář, subrayó que las negociaciones sobre la anulación de visados han sido difíciles. “Muchos senadores estadounidenses estaban en contra de la anulación del régimen de visados. Por eso agradecí personalmente al presidente Bush y a los senadores que nos apoyaron por su valentía de llevar a cabo el proyecto bajo una situación no muy favorable”, dijo Kolář. Al realizar viajes turísticos y de negocios a EE.UU., en un futuro próximo los checos sólo deberán rellenar un formulario en Internet, indicó el embajador estadounidense en Praga, Richard Graber. “Es un gran cambio, no solicitaremos entrevista personal en la Embajada, no se pagarán requisitos. El formulario de Internet es el mismo que rellenan hoy día en los aviones los ciudadanos de los países con los que EE.UU. mantiene el régimen sin visados. Lo único que necesitarán los checos para viajar a EE.UU. es el nuevo pasaporte biométrico que incluye un chip con datos del portador y dicho formulario impreso”, señaló Graber.


La vida sin una computadora a mano es cada día más complicada. Conciente de ello, el Ministerio de Educación checo anunció un segundo intento por llevar a la informática a todas las escuelas del país.

El plan del Ministerio de Educación, proyectado para el periodo de 2009 a 2013, quiere garantizar que todas las escuelas del país dispongan del necesario equipamiento técnico y estén conectadas a Internet. Además, prevé preparar un número suficiente de profesores de informática. El Gobierno quiere destinar al proyecto unos 122 millones de euros. El ministro de Educación, Ondřej Liška, explicó que la educación en la esfera de la informática es actualmente una cosa indispensable. “Sin el conocimiento de las nuevas tecnologías de informática y de comunicación, la futura capacidad de competición de los alumnos en el mercado laboral nacional y europeo es casi nula. Tampoco podemos pasar por alto el significado que tiene el conocimiento de la informática para los maestros”, afirmó el ministro. En cuanto a la educación en el terreno de la tecnología informática, la República Checa está atrasada en comparación con el resto de los países de la Unión Europea, según se desprende de datos del Ministerio de Educación. Las escuelas saludan el proyecto del ministerio, pero por otro lado señalan las insuficiencias del plan. Uno de ellos es que cuenta con la financiación de los fondos europeos, según indicó Marie Plocková, directora de la Escuela Media Técnica, de Praga. “Se trata de recursos inseguros por lo que, a mi juicio, representarán un punto neurálgico del proyecto. No podemos contar con este dinero en cien por ciento, lo que nos complicará el trabajo. Los directores de escuela tienen que saber con precisión cuál es la suma con la que disponen”, dijo Plocková.


El surgimiento de Checoslovaquia visto en afiches, esa es la idea central de una exposición en las calles de la capital checa con motivo de la próxima celebración del 90 aniversario del surgimiento de Checoslovaquia en 1918

“Un anhelo insaciable de dinero afectó a todas las capas de la nación, el dinero se consigue practicando usura, robando, engañando uno al otro. Nadie trabaja, todos mandan y nadie obedece. En el pueblo se crean partidos que gobiernan para sí mismos, nuestro gobierno promulga leyes, pero nadie las respeta”. Estas palabras las escribió un maestro checo en septiembre de 1919 al recibir en su ciudad al entonces ministro de Relaciones Exteriores, Edvard Beneš. Su discurso entero lo pueden leer en la exposición titulada “Surgimiento de Checoslovaquia y el camino hacia Europa”. Es una exposición sobre la historia que no precisa pasar los umbrales de un museo. Siete carteles pegados en las calles de la Ciudad Pequeña y la Ciudad Vieja de Praga presentan una mirada a la evolución de este país desde el nacimiento de la Checoslovaquia independiente en 1918 hasta la actualidad. Cada afiche está introducido con una cronología de los sucesos, seguida por un collage de textos e imágenes que ilustran la historia, explicó la coorganizadora de la muestra, Zuzana Bricciusová. “Se trata de una selección subjetiva de diferentes comentarios, discursos, citas, y naturalmente también de fotografías de esa época. De la elección se encargó el comentarista del periódico Lidové Noviny Zbyněk Petráček. Creo que lo hizo muy bien porque nuestro objetivo no fue presentar textos conocidos con notoriedad, sino algo que será sorprendente para todos nosotros”.