Canciones de amor a la checa

Иллюстративное фото: Штепанка Будкова, Чешское радио - Радио Прага
0:00
/
0:00

El 1 de mayo celebramos el día Internacional de los Trabajadores, así como el Día de los Enamorados. Esta segunda fiesta tiene raíces muy profundas en las tierras checas, así que en vez de poner marchas de trabajo, este domingo les ofreceremos algunas famosas canciones de amor.

Foto ilustrativa: Štěpánka Budková
El Día de los Enamorados es una fiesta tradicional checa. Se especula que sus orígenes se remontan a las antiguas fiestas celtas y germánicas, el Beltane y la Noche de Brujas, respectivamente, que se celebra en víspera del 1 de mayo.

Vaya a saber que tenía que ver el día de los enamorados con la noche de brujas, lo cierto es que con el tiempo ambas fiestas se dividieron y hoy día se celebran en la República Checa por separado.

El ‘árbol de mayo’, símbolo de amor y rivalidad

La verdad es que el Día de los Enamorados tiene rasgos comunes más bien con la fiesta celta Beltane que también cuenta con el alzamiento del ‘árbol de mayo’.

Esa tradición sigue viva sobre todo en Moravia, donde los muchachos suelen alzar un árbol conífero con el tronco descortezado y desramado adornado con una corona y cintas de colores.

Májka - el árbol de mayo, foto: Tomáš Mařas, ČRo
El árbol se coloca en la plaza del pueblo y los muchachos lo vigilan por la noche, mientras que los chicos de los pueblos vecinos tratan de robarlo para avergonzarlos…

Según la tradición, también los muchachos enamorados levantan el árbol de mayo, en plan individual, bajo las ventanas de su novia. En caso de que otro muchacho esté enamorado de la misma mujer, intenta destruir el árbol del rival en amor y sustituirlo por su propia planta leñosa.

En fin, enredados son los caminos del amor. Solo el mismo amor sabe adónde se dirigen...

‘Solo El Amor Sabe Adónde’ (Jenom láska ví kam) es el título de la canción, grabada por el grupo Flamengo a principios de los años 70.

El hombre tiene un corazón
Y un camino también
Si el camino miedo te va a dar
No vas a llegar ni encontrar

Hay que besarse debajo de un cerezo en flor

Alice Springs, Tu pusu mi dej, foto: YouTube
Otra de las costumbres tradicionales checas dice que el 1 de mayo cada mujer debería ser besada bajo un cerezo en flor para que no se marchite y mantenga su hermosura durante todo el año.

Hoy día esa costumbre ha sido un poco generalizada y hay quienes dicen que no hay que besarse precisamente debajo de un cerezo, que para ese fin sirve de hecho cualquier árbol en flor.

Bueno, lo importante es besarse esté donde esté. ‘El Beso Dámelo’ (Tu pusu mi dej) es el título de la canción interpretada por Alice Springs.

Janek Ledecký, Promilujem celou noc, foto: BM Music
El beso era considerado en el pasado como un acto sumamente íntimo. Una mujer podía recibirlo sólo de los labios de su novio, con tal que el beso automáticamente anunciara la boda…

Pues hay que decir que las costumbres y las tradiciones han cambiado bastante. Hoy muchas veces ni siquiera el acto sexual se considera como un aviso de la boda venidera.

Pero como no estamos aquí para predicar sobre la moral, les ofrecemos otra canción dedicada al amor, más sensual esta vez. ‘Pasaremos La Noche Haciendo El Amor’ (Promilujem celou noc) es uno de los temas más populares del cantante Janek Ledecký.

Pasaremos toda la noche haciendo el amor
La oscuridad ya pide socorro
No hay ganas de dormir
Cuántas noches tantos días
Puede que sean los últimos
Así trata de tomarlo

El amor surge en el cerebro y pasa por el estómago

Olga Lounová, foto: Eva Bucharová, ČRo
Se dice que el amor pasa por el estómago. Es uno de los dichos que de pequeño no acababa de entender: me parecía una tontería. ¿Cómo puede el amor pasar por el estómago? Si por el estómago pasa como máximo la comida y todos dicen que el órgano dedicado al amor es el corazón.

Por fin, de mayor, me he enterado de que el dicho era confuso: o sea, el amor no pasa por el corazón, sino que es un conjunto de procesos químicos surgidos en el cerebro, gracias a las endorfinas.

De todas formas, uno de lo temas checos que habla del amor en relación con la comida se llama ‘Amor en Panecillo’ (Láska v housce). Es interpretado por Xindl X y Olga Lounová.

"Amor, estoy enfermo"

El amor también muchas veces causa dolor y enfermedades. Uno de los temas de amor checos más famosos se llama ‘Amor, Estoy Enfermo’ (Lásko má já stůñu) que adquirió popularidad gracias a la banda sonora del musical ‘Una Noche En Karlštejn’ (Noc na Karlštejně).

De la película ‘Una Noche En Karlštejn’, foto: ČT
La peripecia del musical se basa en que Karlštejn, castillo construido por Carlos IV, era una fortaleza a la que el emperador prohibió entrar a las mujeres.

La reina Isabel tanto echaba de menos a su marido, que decidió entrar en el castillo disfrazada de hombre y pasar ahí la noche disfrutando a escondidas de la presencia del soberano.

El rey la reconoció y se mostró tan emocionado por la hazaña de su mujer que anuló la prohibición y Karlštejn dejó de ser su único refugio con entrada prohibida para las mujeres.

Este gran éxito de la historia de la música moderna checa es interpretado por Helena Vondráčková.

¿Por qué nadie me quiere?

Ilona Csáková, foto: Alena Podlucká, ČRo
El amor es algo bonito, si es un amor correspondido y devuelto. Pero a veces las cosa no salen así como uno desea. ‘¿Por Qué Nadie Me Quiere?’ (Proč mě nikdo nemá rád) es otra de las letras de otra canción de amor checa muy famosa.

La pieza se hizo popular tanto por la interpretación de la mencionada Helena Vondráčková, como por la cantante Ilona Csáková.

Pero en realidad se trata de un tema famoso de los autores Burt Bacharach y Hal David. El tema original titulado ‘I Say A Little Prayer’ fue grabado en 1967 por Dionne Warwick, pero se convirtió en un verdadero éxito un año más tarde en la voz de Aretha Franklin.

Lenka Filipová, foto: archivo de L.Filipová

Para terminar podrán disfrutar de otra versión checa de un éxito a nivel internacional: la canción ‘Je l'aime à mourir‘, o sea ‚La quiero a morir‘, del cantautor francés Francis Cabrel. El tema fue popularizado en Chequia por la cantante Lenka Filipová bajo el título ‘Zamilovaná’, es decir ‘Enamorada’.