Berdych y Štěpánek pasan a la tercera ronda en el césped londinense

Foto: ČTK

La República Checa sigue teniendo a dos representantes en el cuadro masculino del Wimbledon. Tanto Tomáš Berdych como Radek Štěpánek lograron pasar a la tercera ronda. Por su parte, la última tenista checa en el torneo londinense, Iveta Benešová, quedó eliminada.

Tomáš Berdych, foto: ČTK
El tenista número uno checo, Tomáš Berdych, pasó a tercera ronda cómodamente al derrotar al francés Paul-Henri Mathieu por 6-2, 6-4 y 6-4. El jugador, que ocupa el vigésimo puesto del ranking mundial, se impuso sobre todo, gracias a su impecable servicio, según comentó.

“Se puede decir que desde el principio hasta el final del partido estuve plenamente concentrado, lo que es imprescindible sobre hierba. Desde el primer punto del encuentro he sacado bien y Mathieu no podía romper mi servicio. Así que logré someterle a presión y tuve mis oportunidades para romperle el suyo. Se puede decir que fue un partido casi perfecto por mi parte”, dijo el checo, de 23 años de edad, que se enfrentará en la tercera ronda al ruso Nicolái Davydenko.

Radek Štěpánek, foto: ČTK
Si bien, Berdych logró una victoria fácil, el tenista número dos checo, Radek Štěpánek, derrotó al italiano Potito Starace tras una batalla dramática en cinco sets. El jugador, que ocupa la posición 23 de la clasificación ATP, venció al italiano por 6-4, 4-6, 6-2, 4-6 y 6-3.

El checo, de 30 años de edad, apreció el hecho de haber triunfado, a pesar de no dar un rendimiento óptimo.

“Lo más importante es la victoria y da igual cómo se consiga. Sentí que no me movía bien, por eso no jugué de manera tan agresiva y no llegaba a las pelotas como debiera. Pero al final del encuentro jugué con más coraje y así pude llevarme el quinto set”, señaló. En la tercera ronda, Štěpánek medirá sus fuerzas con el español David Ferrer.

Por su parte, la última representante checa en el cuadro femenino, Iveta Benešová, quedó eliminada tras caer ante la serbia Ana Ivanovic por 2-6 y 4-6. La favorita del encuentro buscó el triunfo de manera convincente al cometer sólo seis fallos no forzados y no permitirle ni una bola de break a la checa.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio