“Benedicto XVI es el Papa de la palabra”

Niño Jesús de Praga, foto: ČTK

La iglesia de Santa María de la Victoria, en la Ciudad Pequeña de Praga, será el primer lugar que visitará el Papa Benedicto XVI tras su llegada a la República Checa este sábado 26 de septiembre. El Santo Padre traerá una corona de oro para el Niño Jesús de Praga. Sobre la importancia de este regalo y más Radio Praga conversó con el sacerdote Juan Provecho, de la Conferencia Episcopal Checa.

Niño Jesús de Praga, foto: ČTK
Miles de peregrinos acuden anualmente a pedir ayuda a la famosa estatuilla de cera, que trajo a Bohemia la duquesa española María Manrique de Lara. Benedicto XVI será el primer máximo representante de la Iglesia católica que visitará al Niño Jesús de Praga.

La coronación del Niño Divino por el Papa representa la mayor distinción litúrgica, según explica Juan Provecho, jefe del departamento de prensa de la Conferencia Episcopal Checa.

“Es un símbolo de majestad, de honor para el Santo Niño y que representa que el Santo Padre da lo mejor. Y de nuevo, en el Santo Niño Jesús ve la majestad, la honra y el honor que debemos a Dios nuestro Padre y a Jesús como su niño”.

En la iglesia del Niño Jesús de Praga, se realizará también un encuentro del Sumo Pontífice con familias, comenta el sacerdote.

“Serán unas 400 personas de varias familias. Hubo que hacer una selección, entonces, se puso un criterio que eran familias con por lo menos dos, tres niños en edad escolar, entre seis y quince años. Con el Centro de las Familias de la Conferencia Episcopal se eligieron unas familias, y después entre los parroquianos de la iglesia de Santo Tomás, donde se encuentra la iglesia del Niño Jesús de Praga”.

Juan Provecho opina que la visita del Papa Benedicto XVI a la República Checa, uno de los países más ateos de Europa, es sobre todo un símbolo.

“Es una visita pastoral y como tal es un símbolo para intentar fortalecer el cristianismo en la República Checa y para los cristianos checos que somos pocos sobre todo saber que el Papa está con nosotros y que la Iglesia está con nosotros, nos apoya y somos importantes. Somos como ese pequeño rebaño que para el pastor es importante”.

Juan Provecho resume la diferencia entre el Papa Benedicto XVI y su antecesor Juan Pablo II con las siguientes palabras.

“El Papa Juan Pablo II fue el Papa de los gestos, el Papa Benedicto XVI es el Papa de la palabra. El Papa Juan Pablo II llamaba a los cristianos a vivir el cristianismo de una forma alegre y el Papa Benedicto XVI nos llama a vivir nuestro cristianismo como un momento de reflexión, de pensamiento. O sea que gesto, palabra, celebración, pensar. Esas cuatro palabras, yo creo, diferencian el Pontificado hasta ahora de Juan Pablo II y Benedicto XVI”.

La República Checa acoge una visita papal tras 12 años. La anterior la realizó en abril de 1997 Juan Pablo II.