Aprender checo usando la cabeza

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

En la presente edición de Hable checo con Radio Praga vamos a utilizar mucho la cabeza. Quiero decir que vamos a aprender frases checas en las que aparece la palabra hlava —la cabeza—.

En checo existen varios tipos de cabeza. Zabedněná hlava es propia de las personas que no quieren o no son capaces de entender algo.

Los que no conocen nada tienen la cabeza vacía — mají prázdnou hlavu— o la cabeza hueca —dutou hlavu—.

Son cabezas de chorlito—hlavy skopové—. Skopové lo encuentran de vez en cuando en el menú de los restaurantes checos y no se trata de que les ofrezcan cabezas de las personas necias. Es la carne de carnero.

Děravou hlavu—la cabeza agujereada, textualmente— la poseen las personas olvidadizas. “Jsem to ale hlava děravá” dirá el marido cuando su esposa le reprocha que se ha olvidado de su aniversario de boda.

Puede ser que la esposa le pregunte indignada: Co máš v té hlavě?¿Qué tienes en la cabeza?

Ojalá el marido no tenga —horkou hlavu— la cabeza caliente, o sea ojalá no actúe sin premeditar porque en tal caso esta conversación matrimonial podría terminar muy mal.

La mujer podría perder su cabeza —přijít o hlavu—.

Exactamente. Ello sucede cuando la mujer se le sube a las barbas de su esposo. Přeroste mu přes hlavu. Sí, sí, hay que pensar en el futuro, amigos, cuando pierden la cabeza por el amor a una mujer —ztratíte hlavu pro ženu—.

¡Qué cosas dices! Deberías pensarlo bien —měl by sis to nechat projít hlavou— antes de decir algo así. Nemáš trochu v hlavě?¿No estás un poco borracho?

No. Mám čistou hlavu. Tengo la cabeza limpia. Ello no significa que anoche me lavé la cabeza, sino que tengo los pensamientos perfectamente claros.

Eso lo sabemos.

Me temo que después de esta lección de Hable checo con Radio Praga lo esté. Ya me mareo de tantas “cabezas”. Se me ha puesto la cabeza loca. Zamotala se mi z toho hlava.

No me vengas con cuentos. Nevykládej mi tady pohádky. Yo creo que alguien, o mejor dicho alguna, te ha trastornado la cabeza —pomotala ti hlavu—. Mario niega con la cabeza —kroutí hlavou—, pero yo no me lo creo. Mám svou hlavu. Mantengo mi opinión a todo trance.

Eres testaruda. Máš tvrdou hlavu. No te voy a convencer. Ya estoy hasta la coronilla. Mám toho až nad hlavu. Creo que nuestros oyentes también y por eso propongo despedirnos por hoy.

¡Hasta otra lección de Hable checo con Radio Praga!