Antiguas minas de carbón se convertirán en lagos artificiales

Mina a tajo abierto, Bohemia del Norte, foto: Lysippos, Creative Commons 3.0

La extracción de carbón en minas a cielo abierto ha convertido extensas áreas de Bohemia del Norte en un paisaje lunar. ¿Cómo recultivar los cráteres de las minas que dejaron de ser explotadas? Por más increíble que pueda parecer, el paisaje devastado podrá transformarse en un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos y de la pesca. En Bohemia del Norte empieza a ponerse en marcha el proyecto de anegar las minas a tajo abierto y convertirlas en lagos artificiales.

En los próximos años surgirá en el norte y noroeste de Bohemia un sistema de lagos artificiales, muchos de ellos de considerables diemnsiones.Por ejemplo, el cráter de la antigua mina Medardo, cerca de la ciudad de Sokolov, se transformará, después del año 2010, en un lago de 500 hectáreas de superficie y una profundidad de 50 metros. El Lago Mácha, que todos los años está desbordado de veraneantes, tiene apenas la mitad de la superficie del lago que surgirá en el lugar de la mina Medardo.

Mina a tajo abierto, Bohemia del Norte, foto: Lysippos, Creative Commons 3.0
Pero habrá lagos todavía más extensos. El mayor lago que la Compañía Minera de Sokolov creará inundando dos antiguas minas a cielo abierto, cubrirá una superficie de 1300 hectáreas y su profundidad máxima alcanzará los 90 metros.

Falta muy poco para que la antigua mina a tajo abierto Michal se convierta en lugar de recreo de los vecinos de la ciudad de Sokolov. Michal será un lago pequeño, de apenas 30 hectáreas y una profundidad de 5 metros y medio.

A primera vista ya nada revela que en el lugar se extrajera el carbón hasta 1988. A orillas del futuro lago ya crecen arbolitos y el área de la futura playa está cubierta por la arena. Cuando termine el año próximo el recultivo y el lago se llene de agua, todo el areal de recreo será administrado por el ayuntamiento de Sokolov.

Las aguas inundarán también la antigua mina a cielo abierto Prokop Holý, en el municipio de Chabarovice. El lago de 3 kilómetros de largo y 700 metros de ancho, proporcionará magníficas oportunidades de recreo a los habitantes de la metrópoli de Bohemia del Norte, Ústí nad Labem.

El alcalde de Chabarovice espera que la futura autopista que enlazará hacia el año 2005 Praga con la ciudad alemana de Dresde, traiga al lago artificial bañistas de la capital checa y de Alemania.

El norte y noroeste de Bohemia podrán así convertirse en los próximos 10 o 20 años en un paraíso de amantes de los deportes acuáticos y de la pesca.