Afganistán, una difícil tarea

Aeropuerto en Afganistán - minas, Foto: CTK

Toneladas de alimentos son entregadas semanalmente por la fundación checa Hombre en Emergencia a los campamentos de refugiados en Afganistán. Los envíos se componen principalmente de aceite, arroz y azúcar. Aunque la Fundación posee gran experiencia en este tipo de actividades, sus voluntarios coinciden en que Afganistán ha sido una de sus misiones más difíciles. Carlos González-Shánel conversa con Tomás Vyhnálek, que regresó hace poco de la región.

¿Cómo es la situación en las localidades donde presta ayuda la Fundación?

Aeropuerto en Afganistán - minas, Foto: CTK
"En la ciudad de Masar-i-Sharif, donde tiene su base la Fundación, diría que la situación se ha tranquilizado... hay quizá un poco más de seguridad. Sin embargo, los que mayores problemas enfrentan son los habitantes de la región central del país. Hemos comprobado que la gente ahí se está muriendo de hambre. Además de las consecuencias de la guerra, la región es afectada por una sequía de casi tres años".

¿Qué es lo que más necesita la población afgana?

"Principalmente alimentos. Tras los desplazos masivos durante la guerra, los habitantes de esa región se plantearon dos alternativas: escapar a los campamentos de refugiados o sentarse a esperar la ayuda internacional. Otra prioridad es abastecer medicamentos y crear las condiciones para que los refugiados regresen a sus hogares".

¿Cuáles son las mayores dificultades que enfrenta la Fundación?

Hombre en Emergencia
"La inestabilidad en el país. Debemos enfrentarnos a las autoridades locales, tomar serias medidas de seguridad para proteger los convoyes con alimentos, en general, debemos tener mucho cuidado. Desplazarse 100 kilómetros puede demorar un día entero, o más cuando a mitad de camino nos encontramos, por ejemplo, un puente derrumbado. Si a eso le sumamos las grandes cantidades de nieve y el frío de estos días, nuestra labor se hace sumamente difícil".

Los expertos coinciden en que el objetivo de la comunidad internacional no es solamente ayudar a los millones de afganos que luchan día a día por sobrevivir, sino conducir al país a un futuro mejor. Por esa razón, la fundación Hombre en Emergencia planea realizar en conjunto con la UNICEF un proyecto para la renovacion de escuelas en las regiones más afectadas.