A la tercera va la vencida...

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

A la tercera va la vencida dice el sabio refrán popular. Y parece que así será con la firma del acuerdo entre Praga y Washington para firmar un acuerdo sobre la construcción de una estación de radares estadounidense en suelo checo.

A la tercera va la vencida dice el sabio refrán popular.

Y parece que así será con la firma del acuerdo entre Praga y Washington para firmar un acuerdo sobre la construcción de una estación de radares estadounidense en suelo checo.

El acuerdo sobre la construcción en la República Checa de una estación de radares estadounidense debió firmarse a principios de mayo. Sin embargo, Condoleezza Rice postergó su viaje debido a una agenda laboral muy apretada. El jefe de la diplomacia checa, Karel Schwarzenberg, no reveló el nuevo término de la visita de Rice a la capital checa. “Condoleezza Rice viajará a Praga a principios de julio. Hemos acordado una fecha exacta. No obstante, el protocolo internacional me impide revelarla debido a que las conversaciones oficiales no han concluido aún”, dijo Schwarzenberg. El Ministerio de RR.EE. checo no especificó si Condoleezza Rice firmará en Praga, además del acuerdo sobre la instalación de la estación de radares en la República Checa también el convenio SOFA que determina las condiciones para la permanencia de soldados estadounidenses en países anfitriones. Según fuentes extraoficiales, la visita de Condoleezza Rice a Praga será breve. Se estima que aprovechará su viaje a Europa para visitar también Polonia, país donde Washington pretende instalar una base con lanzadera de misiles interceptores como parte de su escudo antimisiles en Europa.


Foto: CTK
Los activistas de Greenpeace hicieron lo que pudieron para demostrar su descontento con los planes de construir la estación de radares estadounidense.

Aguantaron hasta el final, pero tuvieron que ceder, además cerca de donde tenían su “cuartel general” tienen lugar maniobras militares.

Unos veinte activistas del movimiento ecologista Greenpeace ocuparon durante seis semanas la cota 718, según la denominación castrense, en un bosque en las inmediaciones del polígono militar de Brdy. “No queremos ser blanco” decía una enorme pancarta en alusión a los planes de construir en el lugar una estación de radares del sistema de defensa antimisiles de EE.UU. El primer ministro Mirek Topolánek dijo que con antelación fue informado sobre el operativo para desalojar a los activistas “Se trata de una zona militar. Es cierto que entrar al lugar sin el permiso correspondiente representa una infracción, pero la repetición constante de la misma infracción obligó al Ejército a intervenir”, indicó el primer ministro. Mirek Topolánek expresó que la intervención de la policía respondió a la situación existente y que le alegraba el hecho de que no se registraran víctimas humanas ni daños materiales.


 De izquierda: Otakar Motejl y Jiří Pospíšil (Foto: CTK)
Un nuevo Código Civil era lo que ansiosamente esperaban los ciudadanos checos. O al menos así lo creía el Gobierno.

El Código Civil estaba ya pasadito de años, peo la sorpresa que el nuevo. Moderno y hasta “sexy, como dijo uno de los autores se inspiró en el de 1937 que nunca entró en vigencia.

El Código Civil checo es del año 1964. El ex ministro de Justicia y ombudsman, Otakar Motejl, quien impulsó la creación del proyecto, resumió sus puntos débiles. “Nuestro Código Civil se basa en la doctrina estatal, es decir, en la idea de que el Estado protege y cuida a los ciudadanos y a éstos sólo se les permite actuar de acuerdo con la ley. Superpone al Estado sobre los ciudadanos y eso resulta inadmisible, desde hace mucho tiempo”, indicó Motejl. El proyecto del Ministerio de Justicia busca volver al derecho civil tradicional, válido en el país antes del golpe de Estado comunista de 1948, y completarlo con normas modernas. Hemos elaborado un Código “sexy”, señaló Karel Eliáš, líder del grupo de expertos autores de la normativa. Entre los cambios que introduce el nuevo Código Civil figuran, por ejemplo, la posibilidad de adoptar a una persona adulta, el derecho de renunciar a una herencia y la prohibición de la usura. Nuevamente, los animales no serán considerados como ‘bienes muebles’, sino que tendrán su propio estatuto jurídico. La normativa establece asimismo nuevas reglas de reclamaciones a las agencias de viajes, señaló Karel Eliáš. “De acuerdo con la normativa europea, introdujimos en el nuevo Código Civil el derecho de los clientes de agencias de viajes a recibir una indemnización por las pérdidas sufridas como consecuencia de no poder disfrutar plenamente de sus vacaciones, en el caso de que su viaje sea suspendido o tenga defectos graves”, destacó Eliáš.


Hoy terminaremos de manera muy diplomática.

Sí, resulta que los cónsules honorarios de la República Checa, desperdigados por el mundo se dieron cita aquí, en Praga.

Fue un encuentro muy enriquecedor y muy interesante. Nos encontramos con colegas de 130 países de cinco continentes, de todas las religiones posibles, de todos los colores y sabores. Fue muy interesante ver que el hilo que nos juntaba a todos en esta sinfonía de gente es el deseo, digamos, de ayudar a la República Checa y sus ciudadanos, de promover el buen nombre del país”. Radko Tichavský, cónsul honorario de la República Checa para los Estados mexicanos de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, precisó que el programa laboral de la reunión de los cónsules en Praga incluyó la presentación de agencias estatales de promoción. “En la parte de trabajo el objetivo fue principalmente acercar algunas instituciones como CzechInvest, CzechTrade, CzechTourism, para ver cómo los cónsules honorarios podemos ampliar la colaboración para promover la República Checa en el extranjero. Una parte importante de este encuentro fue la social. Nos reunimos, por ejemplo, con el primer ministro, Mirek Topolánek, varias veces tuvimos la oportunidad de hablar con él. Fue muy agradable porque se mostró como un político decente, yo lo diría así, aunque según sus palabras, él no está seguro si es político. Sí está seguro de que es decente, pero no está seguro si es político”.