Visitamos una panadería

0:00
/
0:00

En el marco de la presente edición del minicurso de idioma checo visitaremos, amigos, una panadería.

Al entrar en una panadería de cualquier parte del mundo, lo primero que llama la atención de uno es el típico y agradable olor a pan - "chléb". Aunque en diversos países tiene diversas formas y sabor, la receta básica para su elaboración es prácticamente igual en todo el mundo.

Harina - "mouka", levadura - "droždí", agua - "voda" y sal - "sůl", estos son los cuatro ingredientes básicos para la producción del pan. No obstante, a la masa se le pueden agregar todavía otros ingredientes, tales como leche - "mléko", huevos - "vejce" o azúcar - "cukr".

No hay que olvidar también los diferentes condimentos que dan al pan un sabor peculiar. Como, por ejemplo, el comino - "kmín". El pan puede ser blanco - "bílý chléb", o integral - "tmavý chléb".

Hay gente que en vez de comprar el pan industrial prefiere preparárselo en casa, asegurando que no hay nada mejor que el pan casero - "domácí chléb".

Lo peor que le puede pasar a uno es no tener para pan, o sea "nemít na chleba".

En la panadería podemos comprar, además del pan, otros tipos de productos panaderos. Típico para la República Checa es el denominado "rohlík". Se trata de un panecillo blanco en forma recta o de media luna.

A propósito, los panecillos en forma de media luna representan un recuerdo del asedio de Viena por los turcos a finales del siglo XVII. En aquel entonces, los panaderos vieneses se dejaron inspirar por el símbolo de media luna en las tiendas de campaña turcas y comenzaron a producir panecillos de esta forma.

Otro producto panadero típico checo es "houska" - se trata de un panecillo blanco en forma de una trenza. En los últimos años comenzaron a producirse además panecillos de harina integral que, según médicos, son más saludables para el organismo humano que los blancos.

Pero, como se dice, no sólo de pan vive el hombre - "ne samým chlebem živ je člověk". Además de los anteriormente mencionados productos podemos encontrar en una panadería también un sinnúmero de pasteles.

Se trata, por ejemplo, de una variedad de pasteles de hojaldre - "lístkové těsto".

Típicos para este país son los bollos - "koláče". Se trata de pasteles redondos de masa dulce. Existe una variedad de estos pasteles, típicos en Bohemia y Moravia, en dependencia del relleno que contienen. Hay con mermelada de ciruela "povidlové koláče", con requesón "tvarohové koláče", o con una masa hecha de semillas de adormidera molidas, mezcladas con leche y azúcar "makové koláče".

En la República Checa tenemos un dicho vinculado con los bollos: "bez práce nejsou koláče", lo que significa "no hay atajo sin trabajo".

Aquí finaliza, amigos, esta edición del curso "Hable checo con Radio Praga". !Hasta la próxima lección, estimados alumnos!