Un Primero de Mayo tranquilo

Foto: CTK
0:00
/
0:00

Un Primero de Mayo tranquilo se vivió en la República Checa. A diferencia del año pasado no se registraron disturbios de ningún tipo y las mayores actividades las protagonizaron los partidos políticos. La oposición criticó al oficialismo y éste habló de sus éxitos.

Foto: CTK
Al igual que en años anteriores las festividades más ruidosas estuvieron a cargo de los extremistas de derecha. Un centenar de radicales se dio cita en la céntrica Plaza Jorge de Poděbrad, en Praga.

Con su tradicional retórica, los extremistas hicieron énfasis en la necesidad de poner freno a la llegada de extranjeros al país, porque según ellos, la República Checa es únicamente para los checos.

Foto: CTK
Los anarquistas realizaron una marcha para advertir sobre el creciente peligro que representa la ultraderecha en la República Checa y a nivel europeo. Este año los anarquistas y los radicales de derecha celebraron sus actividades en extremos de la ciudad por lo que no hubo enfrentamientos.

Entretanto, unos dos mil comunistas se reunieron en el recinto ferial donde entonaron la Internacional, su himno de batalla, y después los oradores se alternaron para lanzar fuertes críticas contra el gobierno de Mirek Topolánek.

Foto: CTK
El líder comunista, Vojtěch Filip, se lució a la hora de utilizar epítetos contra el oficialismo.

“El Gobierno de la República Checa se arrodilla y arrastra ante Washington. Le ofrece todo lo habido y por haber sin olvidar el polígono de Brdy, el lugar donde debería construirse una estación de radares antimisiles de EE.UU.”, indicó el líder de los comunistas.

Pavel Bém (Foto: CTK)
El vicepresidente del gubernamental Partido Cívico Democrático, Pavel Bém, fue el conductor del programa de actividades de dicha formación y aprovechó la oportunidad para recordar la celebración de las elecciones senatoriales de otoño.

“Pocos meses después de las elecciones presidenciales, sabemos cuán importante es cada voto de los senadores, así que asistan a las elecciones y respalden a los candidatos al Senado” exhortó Bém a los presentes.

La Confederación de Antiguos Presos Políticos aprovechó el Primero de Mayo para llamar a la población a mantenerse alerta ante el peligro que sigue representando la ideología comunista. El llamamiento fue respaldado por el Partido Cívico Democrático, los Verdes y el democristiano Partido Popular, las tres formaciones integrantes de la coalición gubernamental.