Un nuevo monumento conmemora el sacrificio de Jan Palach

Foto: ČT24

Una escultura fue desvelada en Praga en honor a Jan Palach cerca del lugar de su autoinmolación en 1969. La obra, cuya realización se vio prohibida en los setenta por el régimen comunista y después cayó en el olvido, se ha materializado gracias al esfuerzo del Museo Nacional y el escultor Antonín Kašpar.

Foto: ČT24

Un nuevo monumento rinde homenaje desde este martes al estudiante Jan Palach frente al nuevo edificio del Museo Nacional, en el centro de Praga. Una columna de acero, que ya se encontraba en el lugar desde hace 40 años, porta ahora la escultura ‘La llama’, hecha en bronce.

El monumento cuenta con una fascinante historia. Lo que hoy es el nuevo edificio del Museo Nacional, era anteriormente la sede de la Asamblea Federal de Checoslovaquia. Cuando el arquitecto Karel Prager diseñó el edificio en los años 60 y 70 del siglo XX, su visión incluía un monumento para conmemorar el sacrificio de Jan Palach, que se inmoló frente al Museo Nacional el 16 de enero de 1969 en protesta contra la represión de la Primavera de Praga.

Foto: Marie Čcheidzeová,  CC BY-SA 4.0

La estructura que Prager y el escultor Miloslav Chlupáč habían imaginado se componía de una columna con una escultura de bronce. Los autores intentaron ocultar el significado verdadero de la obra al régimen, que por razones evidentes nunca permitiría su construcción. Pero no lo lograron, según cuenta Antonín Kašpar, autor de la nueva escultura.

“En la columna, Prager y Chlupáč planeaban colocar a una altura de cuatro metros una escultura. Chlupáč creó un esbozo que denominó ‘La llama’ y se lo presentó al comité. Por supuesto, el régimen totalitario impidió que se realizara. Cuando recibí la tarea de restaurar la columna, me puse a estudiar la documentación y encontré información de que este esbozo existía”.

Antonín Kašpar,  foto: ČT24

Tras la Revolución de Terciopelo en 1989, Karel Prager intentó retomar su antiguo plan, pero sin éxito. El edificio, al igual que la columna, que por muchos años llevó el escudo de la República Socialista Checoslovaca, lejos de su propósito original, siguió deteriorándose hasta 2009, cuando pasó a manos del Museo Nacional y este inició su paulatina revitalización y lo abrió al público.

Cuando el Museo le pidió a Antonín Kašpar en 2018 que restaurara la columna, Kašpar se sumergió en el estudio de la documentación de Prager y así descubrió el significado original de la obra y el hecho de que faltaba la escultura de Chlupáč.

De acuerdo con Kašpar, haber logrado completar la visión de Prager y Chlupáč es de gran importancia.

Foto: Ben Skála,  Benfoto,  CC BY-SA 4.0

“Para mí es una gran satisfacción, porque por mucho años Praga había sido criticada por no contar con un monumento que reflejara la importancia del sacrificio de Jan Palach. Y, entretanto, muy pocos sabían que a unos 150 metros del sitio donde se inmoló, Praga tiene el monumento más grande en honor a Jan Palach del mundo”.

La escultura fue develada este martes 17 de noviembre por Kašpar, acompañado del ministro de Cultura, Lubomír Zaorálek, y el director del Museo Nacional, Michal Lukeš.

Este último destacó el valor del monumento y precisó la razón de su inauguración en este periodo marcado por la pandemia.

Michal Lukeš,  foto: Kristýna Maková

“Nuestra patria y sus habitantes están viviendo momentos difíciles. A pesar de ello, y por esa misma razón, hemos decido desvelar este día la escultura a Jan Palach, aunque de manera modesta, respetando todas las reglas contra la epidemia y aprovechando la presencia de la Televisión Checa y las posibilidades de las nuevas tecnologías. Deseamos honrar de esta manera a todos aquellos quienes defendieron nuestra libertad en el pasado y recordar su importancia en el presente y la necesidad de protegerla en el futuro”.

Durante largos años, diputados comunistas pasaban al lado de la columna sin conocer su significado. Este 17 de noviembre de 2020 por fin se ha desvelado el significado de la columna y su homenaje oculto. A partir de ahora, todos los que deseen honrar el acto de Palach, tendrán un nuevo sitio al que dirigirse.

La tumba de Jan Palach en Praga Olšany,  foto: VitVit,  CC BY-SA 4.0
palabra clave:
audio