Tránsfugas prometen tolerancia al Gobierno de Topolánek

Milos Melcak, Michal Pohanka, Mirek Topolanek, photo: CTK

Los diputados socialdemócratas Milos Melcák y Michal Pohanka posibilitarán al segundo Gabinete de coalición de Mirek Topolánek conseguir el voto de confianza de la Cámara Baja.

De izquierda: Milos Melcak, Michal Pohanka y Mirek Topolanek (Foto: CTK)
Los legisladores decidieron no participar este viernes en la votación de la Cámara de Diputados que decidirá sobre el futuro Gobierno checo. De votar los cien diputados de la coalición, integrada por el Partido Cívico Democrático, el democristiano Partido Popular y los Verdes, unánimemente, la República Checa tendrá tras siete meses de negociaciones infructuosas un nuevo Gobierno.

Los diputados Milos Melcák y Michal Pohanka, que abandonaron la facción parlamentaria de la Socialdemocracia, prometieron este martes al primer ministro alejarse de la sala cuando los diputados voten sobre la confianza a su Ejecutivo. Los legisladores justificaron su decisión con el deseo de que termine la agonía política y asegurar así la estabilidad del país.

Su tolerancia al Gobierno de Topolánek no equivale automáticamente a un incondicional apoyo y no se mantendrá durante todo el período de funciones. Además fue condicionada por algunas concesiones en el programa gubernamental, como destacó Melcák.

Socialdemócratos Jiri Paroubek y Michal Hasek (Foto: CTK)
"Coincidimos en que todas las enmiendas importantes a las leyes se tramitarán por la habitual vía parlamentaria".

El primer ministro se comprometió, por ejemplo, a no privatizar los hospitales universitarios, promover una reforma de impuestos que beneficie a todos los grupos de la población y apoyar a familias jóvenes con hijos.

El líder de los socialdemócratas, Jirí Paroubek, acusó inmediatamente a los dos diputados de su partido de corrupción política.

"Los diputados Pohanka y Melcák son traidores, todo el tiempo actuaron con hipocresía. Un Gobierno basado en la corrupción política carecerá necesariamente de confianza en todo lo que llevará a cabo".

Este miércoles, Paroubek admitió en una entrevista on-line que el Partido Socialdemócrata permanecerá en la oposición, pero dijo que será dura.